A volar se ha dicho

Tenía pendiente contaros nuestra visita al Museo Aeronáutico de Málaga. Fuimos hace tiempo y se me había pasado contaros que lo pasamos estupendamente. Desde luego, si venís a Málaga con niños, y tenéis tiempo, os recomendaría que lo visitaseis sin duda. El único “pero” que le veo es que se ve que necesita algo de mejoras estructurales (dinero para mantenerlo en mejores condiciones, para entendernos). Pero, en líneas generales, es un sitio fantástico para pasar un rato entretenido con o sin niños, especialmente si os/les gusta el tema de volar/aviones. Nosotros fuimos a la hora tonta (la de la siesta, que es cuando menos gente hay) y pasamos allí horas. Echamos toda la tarde pululando por el museo.

museo-nacional-de-aeropuertosMALAGA

Nada más llegar, en el mostrador de recepción, nos atendieron muy amablemente. Era una familia (imagino) –mamá, papá y una niña de unos 3 ó 4 años- quien estaba atendiendo a los visitantes. A mi pichón, nada más llegar, le dieron a elegir, entre varias profesiones relacionadas con un aeropuerto, un carnet. Él eligió el de piloto de aviones. Pero había de controlador aéreo, auxiliar de vuelo, control de aves –cetrería-, seguridad, conductor de coche guía de aviones, bombero… Un montón.
Una vez que tuvo su acreditación puesta con su nombre escrito (el carnet venía con su correspondiente pinza para colgarse de la camiseta) nos dieron un plano del museo, nos explicaron lo que podríamos ver, y al pichón le encargaron una misión especial: encontrar un helicóptero. Si lo conseguía, después le darían un premio.

El museo consta de varios edificios. Unos modernos y otros antiguos. Tan antiguos como que se trata de lo que fue el primer aeropuerto de Málaga. No deja de ser una especie de cortijo. Además, en el terreno del museo, podemos ver restos de un asentamiento romano con sus murales explicativos. Completito el lugar.

Otro punto a favor es que hay una especie de terraza-explanada que da justo a donde están las pistas actuales de despegue del aeropuerto, por lo que se puede ver fantásticamente cómo salen los aviones. También se ven muy cerquita la zona donde están los aviones privados estacionados. Ahí puedes fantasear con cuál te gustaría tener XD

VISTASAviacion-General-WEB3
Vistas desde el museo

En uno de los edificios puedes ver una exposición de uniformes, tanto de auxiliares de vuelo como de pilotos, antiguos. Te quedas flipando con cómo ha ido cambiando la moda. También hay billetes antiguos, maletas, carteles, objetos de a bordo… Muchas curiosidades. Como punto fuerte, puedes subir a un avión real. Hay “incrustado” en el edificio un McDonnell Douglas DC-9 en el que puedes entrar, ver la cabina de pilotos, la zona de pasajeros, curiosear puertas, ventanas, sentarte… Y también se ve la parte de bodega con sus maletas (a esta zona no se puede acceder). Lo que disfrutó el pichón sentándose y abrochándose/desabrochándose cinturones, abriendo/cerrando las persianas de las ventanas… Muy chulo.

DSCN0828

En otra parte de este edificio, hay una zona donde nos dan explicaciones más científicas del funcionamiento de un avión. Hay experimentos, vídeos explicativos y todo se puede tocar. Muy interactivo. Incluso hay una caja negra a tu alcance 😉

museo-aeropuerto-malaga_EXPERIMENT

Pasando al siguiente edificio tienes la explanada/terraza para ver los despegues. Y ya pasas a lo que fue en su día, el primer aeropuerto comercial de la ciudad. Es un puntazo porque dentro está todo ambientado como lo fue en su época. Tienes el mostrador para facturar, zona de espera, y expuestos hay billetes antiguos, menús de a bordo, cartelería de la época, un bar yeyé total y algunos uniformes de entonces. Puedes ver cómo era y funcionaba entonces el aeropuerto. Se puede subir a una rudimentaria torre de control, ves la oficina de los altos mandos, una maqueta de la zona, objetos antiguos (todo relacionado con la aviación, se entiende). Súper interesante. Es como viajar en el tiempo.

photo0jpg
Antiguo mostrador del aeropuerto

Unos pasos más adelante está el edificio más moderno donde hay más maquetas. Una es espectacular donde se muestra el nuevo aeropuerto (que fue agrandado hace pocos años). También hay una exposición de fotografía.

Antes de llegar al último edificio, nos encontramos con unos restos romanos. No es una zona muy extensa, pero es curioso verlo. Hay paneles explicativos y se ven las ruinas que quedan.

En la última zona del museo, nos encontramos con explicaciones más técnicas del funcionamiento de un avión y de cómo se gestiona el aeropuerto. Hay expuestos aparataje y hasta un radar antiguo. Los niños pueden tocar toooodo. Ni os cuento lo que disfrutó el pichón atendiendo llamadas en la centralita de control jijijiji.

Finalmente, hay una zona donde hay varias aeronaves expuestas. Súper impactante verlas taaaan cerca. Por fin, encontramos el helicóptero. Recordad que el pichón tenía asignada la misión de buscar uno. Allí estaba, majestuosamente grande, esperándonos.

Helicoptero-WEB

Una vez terminada la visita, volvimos a la recepción a comunicar que el pichón había cumplido satisfactoriamente su misión. Como recompensa, le dieron una hoja de pegatinas (temática “avión”, of course). Más feliz que una perdiz salió de allí.
La verdad es que pasamos la tarde divinamente. Creo recordar que estuvimos como tres horas allí, pero para nada se nos hizo pesado. Fue muy ameno e instructivo.

Además, que no os he dicho, el museo es completamente gratuito. En la salida, y en algunas zonas, sí que hay puestas una especie de cajas por si quieres hacer alguna donación. Nosotros aportamos algo porque nos pareció un lugar genial y que necesita un pelín de ayuda económica. Es la única pega que le vimos al sitio, que se ve que hay cosas que están algo dejadas. Aunque es general es un museo de diez.

Anuncios

MIMMA

¡Vámonos a otro museo chulísimo!
Esta vez os enseño el Museo Interactivo de Música de laga: MIMMA

mimma

Hace unas semanas nos decidimos a visitarlo con el pichón. Allá que nos fuimos rumbo a Málaga. El museo está en pleno centro. Nosotros dejamos el coche en un parking cercano (eso de aparcar en el centro es misión imposible). Sólo necesitamos andar unos pocos metros para llegar. Se encuentra situado en el antiguo palacio del conde de las Navas: una joya arquitectónica del siglo XVIII.

MIMMA-ext

Como dicen el propio nombre del museo, es interactivo y es de música. Nos enseñan cientos de instrumentos -unos muy conocidos e identificables, otros que no habrás visto en tu vida-). Tiene salas de exposición, salas rojas (donde se puede y debe tocar todo) y un “laboratorio” donde nos explican sobre el sonido de manera más científica.Nada más entrar vemos un patio muy luminoso donde ya podemos interactuar haciendo sonar y brillar una graaaan mano colgante.

museomimma3146_crop3sub1

En las diferentes salas de color negro podemos ver instrumentos de toooodo el mundo. Además, cada sala cuenta con una pantalla táctil donde nos explican con más detalle sobre cada uno de los instrumentos expuesto. Incluso se puede escuchar el sonido que hacen.

mimma_instruments

aw-p1840264
Pantalla interactiva

En las salas rojas, donde hay instrumentos que puedes/debes tocar, lo pasamos genial. A mi amante bandido le sienta como un guante tocar el violín. A mi pichón le gustó más dar caña a la batería. Yo disfruté como una enana con todos XD

Captura de pantalla 2017-03-10 a la(s) 15.47.49
El pichón dándolo todo 🙂

En total, el museo cuenta con tres plantas completísimas. También tiene una terraza, que aunque estaba cerrada al público el día que fuimos, seguro que es una pasada por las vistas que debe tener.
En la planta baja tienen una sala con el suelo de cristal para poder ver la vieja muralla medieval que estaba justo abajo. También se encuentra la tienda que tiene cositas interesantes. Nosotros compramos una kalimba pequeñita -me parece taaaan hipnótico su sonido jjjj-.

7178052-instrumento-musical-africano-tradicional-kalimba-aislado-en-blanco

Para despedir la entrada, os recomiendo que si venís a Málaga, no os perdáis este museo (sobretodo si venís con niños) y os dejo con el sonido de la kalimba ❤

 

Visitas interesantes

A la pequeña lista de museos que hemos podido visitar con el pichón, podemos añadir dos más. A pesar de tener ganas de ir desde hace meses, lo hemos ido posponiendo. Casi mejor haberlos visitado pasadas las navidades para que no hubiese demasiada gente. Por lo mismo decidimos ir a unas horas un poco “raras” (a las 3-4 de la tarde que, siendo hora de siesta, no hay ni Blas).

Teníamos unas ganas tremendas de poder ir al CAC de Málaga para ver la exposicón de Mark Ryden (OMG!) -precisamente terminó ayer-. Ni os imagináis lo que me flipa la obra de este hombre. Años mil que le sigo (bueno, quizá sean como 10-11 años desde que voy tras su rastro y el de su señora esposa, Marion Peck, otra pintura buenísima). Tenemos unos cuantos libros suyos (incluso alguna edición “raruna”). No me enrollo, que me emociono XD.

4504282199_876d3bfb21_o
Al grano:
Un día de diario, a la hora boba, cogimos el coche y allá que nos plantamos. Emoción máxima. El CAC es un museo de arte gratuito y está en pleno centro de la ciudad. A pesar de que está todo patas arriba con obras desde ni me acuerdo (¿será por las obras del metro?), conseguimos una ruta alternativa y metimos el coche en un parking a dos pasos (literalmente) del museo.

cac

A pesar de que no es un museo grande, han traído bastantes obras de Ryden. Yo flipando –tal cual-. El pichón iba muy atento mirando cada cuadro y alguna que otra escultura. Como siempre, para que estuviera entretenido, la técnica era pedirle que fuera localizando cosas en cada pintura. Este pintor suele usar muchos detalles “semi ocultos”. Buscamos y encontramos muchas abejas, dinosaurios, medusas, calaveras, monos, peces…

No sé cuánto tiempo estuvimos. Quizá pasamos como hora y media o así allí. Sólo vimos esta expo. El resto, la colección permanente, que tampoco es mucho, la teníamos vista de otras veces. En resumidas cuentas, fue una experiencia muy chula. El niño disfrutó, su papá y una servidora ni os cuento.

captura-de-pantalla-2017-01-25-a-las-12-48-24

Como nos venimos arriba, dijimos: vamos a ver otro museo!. Hay uno al que le teníamos ganas y que no conocíamos: La colección del museo ruso de San Petersburgo.

vpgzg9sw_400x400

Además estaba la exposición temporal de Chagall (mi amante bandido es muy fan de este pintor) que ya ha terminado (de hecho hay nuevas expos que iremos a ver fijo: sobre Kandinsky -lo idolatro- y otra sobre los Romanov). La pillamos por los pelos.
Afortunadamente aparcar por allí es bastante fácil. El museo está situado en el antiguo edificio que era la fábrica de Tabacalera y es una maravilla. Cogimos entradas para ver toda la colección (eso es venirse muuuy arriba).

rusodsc1995-web_crop3sub1-8252050f593d0e5a6691a21bd4da1aa3

Es un museo recogidito (no muy grande), pero tenía cuadros preciosísimos. Los de Chagall ni os cuento. Maravilla.

Aquí, con el trote que llevaba el pichón, ya iba más disperso –normal-. Así que yo iba con él a un ritmo más rápido y dejamos que papá disfrutara más lentamente del paisaje ;).

Había muchos cuadros de paisajes (clasificados por estaciones –primavera, verano, otoño, invierno-). Fuimos viendo las diferencias (que si los árboles con nieve, o sin hojas, si hay flores, si la gente va abrigada o no…). Pero bastante fluido porque el niño estaba cansadillo.

captura-de-pantalla-2017-01-25-a-las-12-59-24

Eso sí, llegados a la tienda del museo se nos fue la pinza. Ay, qué de cosas chulas tienen allí! El pichón se enamoró de una matrioshka de robots (que se vino a casa), mi amante bandido cogió un par de libros, yo me pillé un libro de “El principito” en ruso (lo coleccionamos en diferentes idiomas)… Le hicimos el agosto a la tienda XD.

matryoshka-robot-dolls

Así terminamos una larga tarde de museos en la ciudad. Muy emocionante, muy excitante y guay! Sí, muy guay.

Nos quedan pendientes otros museos de Málaga a los que tengo ganas de llevar al niño. Cómo disfruto/disfruta/disfrutamos con estas cosas. Ya os contaré cuando lo hagamos.

¿Os gustan este tipo de actividades para hacer con los niñxs? Seguramente en vuestras ciudades hay museo o lugares muy chulos para visitar con ellos. Algunos incluso hacen actividades específicas para ellos. Todo es investigar un poco y se descubren muchos sitios interesantes.