M I C R O Q U I M E R I S M O

Empecemos el día con este “bonito palabro”: MICROQUIMERISMO.

Supe de este fenómeno por algún enlace compartido por alguna red social hace meses. Es algo tan bonito y “cósmico-trascendental” que os lo voy a contar, por si no lo conocéis.

AF9Durante el embarazo se produce una simbiosis mágica entre madre e hijo. En el tiempo que dura el desarrollo de la nueva vida, se produce un intercambio de células entre el hijo y la madre. Algunas células madre de la sangre del feto pasan a la circulación sanguínea de la madre a través de la placenta. Igualmente, algunas células de la madre pasan al hijo. Estas células son pluripotenciales, es decir, que pueden transformarse en cualquier tipo de célula. Este intercambio empieza a producirse sobre la cuarta semana de embarazo.

mom-child-connection-whimsicalHay estudios que han documentado que estas células fetales están presentes en la madre durante décadas. Incluso se han encontrado evidencias de que estas células han intervenido en la reparación del corazón de madres que sufrían cardiopatías. En las células del corazón se les encontraron algunas que contenían el cromosoma Y, únicas en varones. Así que esas células provenían de un embarazo previo de un varón.

De igual forma, las células de la madre que pasan al hijo también pueden ayudar a reparar tejido dañado en niños con enfermedades como la diabetes.

Sin embargo, aparte de los beneficios, parece que no todo es tan idílico. Ocurre, a veces, que las células que han pasado desde el feto a la madre pueden provocar enfermedades autoinmunes. El cuerpo de la madre identifica esa células como “extrañas”, ajenas al organismo, y las ataca. Enfermedades típicas del embarazo como la preeclamsia se han asociado a esto.

¿Interesante o no?

MicroquimMe gusta pensar que todas las mujeres que hemos perdido un embarazo, de alguna manera, seguimos llevando a nuestros pequeños con nosotras. Ellos existieron y existen/están en nosotras por muchos años. En este punto se me va la mente a temas más espirituales/trascendentales…

Otra reflexión que hago con este fenómeno es sobre las madres que lo son por ovodonación. Aunque la carga genética es de una donante, el feto hará un intercambio celular con su madre (la que le esté gestando) a través de la placenta. Me parece tan bonito…

MIcroquimerismoEsto que voy a decir lo vi por alguna parte, pero no sé si será verdad o no. Tiene pinta de que es cierto. Al menos tiene su lógica. ¿Conocéis el test Harmony? Es un test para conocer si el bebé que está gestando una mujer tiene anomalías cromosómicas. También permite conocer el sexo del bebé. Se hace con un simple análisis de sangre de la madre. Esto me lleva a pensar que, tal y como leí –no recuerdo dónde-, estas cosas se pueden saber gracias al microquimerismo fetal, puesto que en la sangre de la madre se hayan las células de su bebé.

El embarazo es un nexo de unión único entre una madre y su hijo, pase lo que pase, nazca o no llegue a término. Por muchos años existirá una conexión casi de ciencia ficción entre ellos. ¿Será por esto que las madres tienen un sexto sentido para saber cuando les pasa algo a sus retoños? ¿Nos conecta algún lazo “especial”?

Anuncios