Al agua patos

Aunque hace tiempo que pasamos una racha en la que el pichón NO quería bañarse (creo que le daba algo de miedo-angustia el momento de lavarle el pelo), hemos vuelto a la carga con que no quiere ir al agua. Es curioso que no quiere meterse en la bañera y después NO quiere salir. Es un pelín desesperante.
He ido buscándome maneras de hacer que el momento no sea un drama. Porque lo peor que puedo hacer es meterle a la fuerza en la bañera. Lo peor con diferencia es obligarle a hacer algo que no quiere hacer. Así NUNCA se consigue que asocie el baño con un momento divertido o relajante.
Ha habido tardes en las que me ha costado dios y ayuda (y unas cuantas horas más muuucha paciencia) convencerle y hacerle entrar en remojo.

bath-foam-that-triggers-headaches-shampoo-full-of-cancer-causing-0sagz1-clipart

Os voy a enseñar mi arsenal de trucos que voy alternando, para que no se acostumbre a lo mismo siempre y que la cosa no acabe “por perder la magia”.

juguetesbano

Lo primero que probamos fueron los típicos juguetes de agua: los que nadan solitos con cuerda (tipo peces, ranas…), los cubitos con agujeros que hacen chorros diferentes, los que hacían pompas, los de goma eva que se pegan a la bañera y azulejos… Seguro que estos os suenan 😉

cerasban%cc%83o1

Cuando estos perdieron la gracia, pasamos a las ceras de baño.
Son unos colores tipo cera que pintan sobre el esmalte de la bañera. Se borran con esponja y agua y no dejan manchas ni la piel ni la bañera (aunque de alguna marca que hemos probado, el color rojo se resiste un poco). Con estos colorines se entretenía bastante. Tanto que ya vamos por el tercer paquete de colorines que tenemos. Pero claro, todos los días ya le cansaba y dejó de parecerle atractivo.
Por si os interesa, además de haberlas visto en Amazon, también las hay en grandes supermercados (tipo Hipercor, Eroski, Carrefour…) y en tiendas Imaginarium.

lush-gold-fun

Mirando, buscando, indagando, encontré los jabones de Lush, de la gama FUN  que son jabones que parecen plastilinas, que además colorean el agua. Dependiendo del color (y sus ingredientes) tienen olores diferentes (todos muy ricos). Al frotarlos sale espuma y se puede usar tanto como jabón para el cuerpo, como champú para el pelo. Están hechos con ingredientes naturales y no testan en animales (Lush es una marca que mola mucho). En casa hemos probado de diferentes colores: azul, rojo, amarillo, multicolores…
El pichón disfruta mucho moldeando el jabón. Lo malo es que este producto no es precisamente barato y él siempre quiere más (le voy dando trocitos jjj). Lo he comprado varias veces y es un buen recurso para llevarle al agua.

bomba-de-bano-lush

También probamos las bombas de baño de esta misma marca. Pero debido a su precio es algo que uso como último recurso desesperado. Son joyitas. Eso sí, le flipan y le dejan un olorcito muy bueno. Ya quisiera yo darme un bañito así. También tiñen el agua y durante el ratito en que se deshacen son todo risas y emoción desbordada.

Lo último que he encontrado y con lo que el pichón vuela cual rayo a ponerse en remojo son varios productos de la marca Tinti. Los encontré en la web de EurekaKids.

magic-bath-3-packwithballs

Hasta ahora hemos probado las bolas de colores. Se meten en agua y se van deshaciendo rápidamente (hacen burbujitas). Dentro de cada bola hay una esponja –pequeñita- con forma de animal marino. El agua queda teñida del color de la bola pero no os preocupéis, están hechas con ingredientes naturales, testadas dermatológicamente y son totalmente inocuas para la piel. Un invento muy chulo que hace que mi hijo corra al baño a por su bola-Tinti (así las llamamos jjj).

tinti-bano-crepitante

También le compré las sales de baño chisporroteantes –que aún no hemos tenido ocasión de usar- y la espuma de color azul. Me quedan estos dos recursos en la recámara ;P

waschschaum_gruppe1

Seguro que las sales le sorprenden y también la espuma (que también tiñe de color el agua). Ya tenemos un gel de baño en espuma (gracias a Mundo Paradiso) que le hace mucha gracia (se pone de espuma hasta arriba).

358462Otra cosa que le gusta es poder elegir un gel/champú él solo. Como suelo tener varios en el armario (en plan reserva), lo que hago es enseñárselos y que sea él quien elija el que quiere. Suelo tener de la marca So´Bio Étic (de la web de Mundo Paradiso) y de la marca Korres (que salió una promo en Privalia y me compré un arsenal). Así que vamos escogiendo que si de coco, o de vainilla, o de jazmín, o de limón…

doux-good-secrets-de-provence-shampoing-solide-pour-enfant

Para lavar el pelo también he probado algún champú “divertido”. Aunque no ha tenido mucho éxito, probé con el champú sólido para niños de “Secrets de Provence”. Sí, es un champú en formato sólido. Es como un donut que al mojarlo y frotarlo, hace la espuma necesaria para lavar el pelo. Si lo queréis curiosear, lo venden en Olivia. Para comprarlo aproveché las rebajas cuando estaba más barato jjj. Pero con este “invento” no ha habido mucho éxito.

315c08rlcrl
El momento lavado de pelo sigue siendo conflictivo. Para mojar/enjuagar el pelo uso la típica jarrita con parte flexible para que no le caiga agua en la cara.

Por otra parte, hemos tirado también de juegos para la tablet. El mejor es el de nuestro querido Dr. Panda (le tenemos cariño y todo jijiji). Hay que asear a los personajes (ducha o baño, lavar la ropa, cepillar los dientes…). Así va viendo que la rutina del baño en casa es como en el juego.

También hay cancioncillas para la ocasión. Esta es la que más nos mola. Hacemos los mismos movimientos que el personaje. Para vernos en pleno show XD

Por ahora vamos bien servidos y los momentos de baño son tranquilos y nos lo pasamos bien. Hay mañanas que despierta y casi que termina de desayunar y se quiere meter en la bañera.
Nos falta pulir el lavado de pelo. Acepto sugerencias 😉

¿Vuestros pipiolos también tienen estas rachas “anti-baño”? ¿Qué juegos tenéis para el momento del baño? Contadme y dadme ideas. Serán bienvenidas.

 

 

 

Revisión

Aunque el tercer cumpleaños del pichón fue en julio -momento en que le pusimos las vacunas en la S.S. correspondientes-, para la revisión con su pediatra tenía pendiente la última dosis de la vacuna de la varicela. Decidimos dejar pasar el verano antes de la revisión de los tres años –demasiadas “emociones vacuniles”-. Además, nos recomendó dejar un margen de al menos un mes entre ambas vacunaciones.

vacuna2

Os comenté que esta sería la última vez que le íbamos a llevar a ese pediatra porque cada vez que veía al hombre, se pillaba unos rebotes impresionantes y lo pasábamos bastante mal. Esta vez no le preparé de antemano explicándole a dónde iríamos, ni qué íbamos a hacer. Pensé que con sólo nombrarle al pediatra se iba a llevar el disgusto del día. Así que opté por dejarlo todo para el último momento (esperando que la felicidad del ignorante funcionase hasta el límite).

tumblr_m7lnchapdz1qexhhd

Pues, flipad. Sí, alucinad pepinillos o en tecnicolor que el pichón ni se inmutó al ver al pediatra. Es más, no soltó ni una lágrima. Se dejó medir/pesar tan pichi. En el momento de la vacuna ni chistó. Sólo soltó un gemidito al sentir el pinchazo, pero no lloró, ni se quejó, ni tuve que sujetarle fuerte… Al final, el médico le dio unas pegatinas y él dándole las gracias y diciendo que estaban guays XD. Se despidió de él y todo, muy simpático mi hijo, oigan. Im-presionante.

aplauso

En esta revisión le ha vuelto a ver estupendo. Todo va bien. Nos ha dicho que no nos preocupemos porque aún lleve pañal, que todo llegará, sin prisas (olé!). Nos hizo las típicas preguntas (que si juega e interacciona con otros niños, que si habla y se va expresando bien… esas cosas). Cuando le dijimos que no iría al cole este año, su respuesta fue: “Ya tendrá tiempo de ir” (olé!). Así que todo genial.

Lo único es que ha bajado de percentil de peso (de altura se sigue manteniendo igual), pero no le ha dado importancia porque en verano se come menos, hay más actividad… Y también que lo lógico es que conforme crece, se vaya estilizando. Vamos, que su tripa bartolera está dejando paso a un figurín jjjj. No es de extrañar con las caminatas que se pega.

Eso es todo. Seguimos viento en popa!

Ahora nos queda la duda de si seguir yendo allí o probar en otra clínica. Ya veremos qué haremos. Nos ha citado para otra revisión en primavera, por ver cómo va todo.
¿Qué haríais vosotrxs? ¿Cambiaríais? ¿Seguiríais yendo al mismo?

t r e s

Mi pichón cumplió tres años este mes pasado. Da vértigo mirar las fotos de hace nada y menos, cuando era un bebé peloncete. El tiempo vuela. Los días se escurren. Ay, tres años ya desde aquella tarde en que me lo nacieron.

globo-helio-numero-3-azul.jpg

Ahora de bebé tiene más bien poco. Si acaso, los pañales jiji. Por lo demás comienza a ser todo un niño, de niño-grande. Tenemos conversaciones que empiezan a ser interesantes. Hace muchas preguntas. Curiosea, explora, cotorrea, mira sus cuentos, ya aguanta una peli entera… Tiene gestos de niño mayor.

Este año, si os soy sincera, por problemas familiares -nada que no pueda solucionarse en el futuro, pero que actualmente no tiene solución-, no tenía yo muchas ganas de fiestas. Finalmente nos decidimos por invitar sólo a los abuelos, tíos y primos. Algo íntimo y tranquilo. Nada de local de bolas -que sí, que mola, pero es un estrés preparar todo y estar pendientes de todos coman/beban y estén bien-. Encontramos una cafetería que lleva poco tiempo abierta donde tienen zonas para que los niños jueguen. Tienen un parque infantil exterior de madera con toboganes, cuerdas, casetas… Reservamos una mesa al lado y nos prepararon comida para picar y la tarta.

parque32321

El pichón se lo pasó de lo lindo con sus primos y su papá saltando de acá para allá. Mi amante bandido compró pistolas de agua para todos los niños y allí estuvieron poniéndose finos jjj. Había más niños allí -de otras mesas- que nos pedían globos y pistolas de agua para unirse al juego.

Le regalaron muchas cositas: una bici sin pedales (que aún no controla mucho y prefiere ir sentado y que le empujen), un maletín de médicos (para ir perdiendo el miedo al pediatra), unos juegos de la tienda Tiger, ropa, un calendario perpetuo de madera (ahora que empieza a interesarse por los días de la semana, nos viene fetén)… Y no recuerdo más. Mi memoria no da para más 😦

En el momento de la tarta, sopló sus velas estupendamente y varias veces. Ya se sabe, que si ahora que sople que le hacemos fotos, que si ahora cantamos y que sople… jijiji

large_3tieredbirthdaycake

Lo único “malo” (ERROR!) fue que ese día le dormí la siesta para que tuviera más aguante por la tarde. Uffff… durmió como una hora y eso le dio energía para estar a tope hasta las dos de la mañana después. El día se hizo largo pero estuvimos muy entretenidos.
Así que prueba superada XD.
Otro añito más 🙂

Vacuna de los 3 años

Después de mucho tiempo –desde los 18 meses- sin pasar por el centro de salud para vacunar al pichón, nos tocó volver para la vacuna de los 3 años. Íbamos un poco con la mosca detrás de la oreja porque, como ya os he contado, cuando le llevamos a su pediatra, el niño entra en pánico. Pero, otra vez más, el pichón nos sorprendió gratamente. La verdad es que no le dijimos dónde íbamos ni a qué… No está muy bien, pero preferí no crearle ansiedad desde antes jjj.

nic3b1o-vacuna

Una vez que llegamos al centro de salud, entramos juntos de la mano, le dimos una vuelta a un patio interior que tiene con plantas –así como explorando el territorio 😉 – y ya nos pusimos en la cola frente a la consulta. Había allí un bebé pequeñito al que se entretenía mirándolo y diciendo cosas tipo “Aaaaay, el bebé”. En poco rato nos llamaron. Entramos. Me indicaron que me sentara con él en el regazo y que le sujetara el brazo en el que iban a pincharle. La enfermera nos advirtió de que esta vacuna, la triple vírica, al entrar escuece y que, probablemente, el niño iba a llorar. Pues nada, el pichón ni se inmutó. Ni mú. Ni un mal gesto. Nada. Allí tan pancho. La enfermera le dio una pegatina por lo bien que lo había hecho y salimos de allí flipando en colores. Al salir, el pichón decía “Adiós” y con la mano y todo jjjj. Im-presionante jajaja.

pegatinavacuna

Nos dijeron que esta vacuna puede dar como reacción algo de fiebre, o pueden salirle pintitas por el cuerpo. La reacción puede darse a partir del quinto día hasta los quince días aproximadamente. Así que nada, a esperar que siga tan bien. Por el momento no ha tenido nada raruno. Ya han pasado casi diez días y todo va bien. Crucemos los dedos.

La siguiente vacuna será la segunda dosis de la varicela que la dejaremos para pasado el verano. Ah, y la de Bexsero que según dicen empieza a rular de nuevo.

 

¿Qué tal el “momento vacuna” con vuestros pipiolos? Contadme!