Uno de esos días

¿No os pasa que hay días que estáis muy cansadas casi desde que os despertáis y veis todo “cuesta arriba”? Seguramente sí. Ya sé, que sí, que tengo la inmesa suerte de poder estar con mi hijo las 24 horas del día. Sé que es un privilegio poder elegir estar en esta situación (aunque el mercado laboral es un asco y está la cosa peor que mal). Pero hay veces que me siento tan agotada, que me acostaría el día entero.
No está bien quejarse por esto, lo sé. Estoy y soy feliz así. Aunque canse. Aunque siempre me quedo la última para todo. Aunque haga mucho que no mantengo una conversación tranquila/distendida/reparadora con mi mejor amiga (ni casi con un adulto que no sea mi marido). Aunque me haya quedado prácticamente sin vida social. Aunque al cabo del día, no tenga ni una hora para mí misma. Todo volverá. Seguro.

A veces pienso que soy (muy) rara (me lo dicen, ya, jijiji). A ver, lo normal, entendido como lo que hace la mayoría, no es lo que hago yo. He recibido miles de consejos no pedidos. Me han llovido comentarios que hubiese preferido no tener que escuchar. Me gustaría que me/nos respetaran. Me encantaría que si tengo un día un poco “chof”, no me digan algo así como: es lo que mereces / es lo que tienes / aguanta porque lo has elegido / no te quejes.

Madre-e-hijo-por-Gerda-Taro

Es complicado. Es muy complicado llegar al fin del día sin tener las energías por el suelo. Supongo que no debería quejarme. Pero lo necesito.
Por otra parte, sé que el tiempo se va volando. Cuando mi hijo ya no me requiera tanto, cuando ya no quiera estar tanto tiempo jugando conmigo, cuando duerma en su dormitorio solo, cuando vaya al colegio y mis mañanas se vean vacías de sus risas/llantos/voz… Supongo que entonces echaré de menos todo este atropello de días.

Nadie dijo que esto de ser madre fuese fácil.

Anuncios

12 comentarios en “Uno de esos días

  1. Parece que esta entrada la escribí yo. Justo cuando estás tan cansada, tan agobiada no falta la culpa porque no estás disfrutando al pequeño como se debe. No faltan los consejos no pedidos y los memes idiotas que te hacen sentir aún más mierda, y es que yo también quiero ser una madre de 10, jugar horas enteras con mi hijo, pero de verdad, estoy muy cansada. No leo, tengo pocas charlas de adultos, solo reviso mi agenda para checar todo lo qué hay que hacer. Te comprendo totalmente, abrazo¡

    Me gusta

  2. Leila ánimos, el tiempo vuela como bien dices, por otro lado no t sientas mal ni dejes que otros traten de hacerte sentir mal, somos madres, no superhéroes, tenemos derecho a cansarnos, a estar tristes, alegres, agobiadas, entusiasmadas, no es malo, es humano, es necesario, porque nos da oportunidad de hacer pequeños cambios, buscar soluciones que nos ayuden en el día a día, lo malo es quedarse en ese sentimiento de desgano y frustración, y los comentarios, ay cuántos no habré escuchado y los que me faltan, justo de eso publique hace poco, también tengo mis días malos

    Me gusta

    • Sí, es durillo cuando te hacen sentir baja de ánimos. Es como si no te comprendieran. Es más complicado hacer oídos sordos cuando son palabras que vienen de gente que quieres. En fin, veo que no estamos solas 😉

      Besos!

      Le gusta a 1 persona

  3. A ver, que yo también he elegido mi trabajo y hay días que me quiero ir de vacación eterna jjaaja yo creo q es una cosa normal, y también me parece que es menos cansado currar fuera de casa, física y mentalmente, así que derecho a quejarnos de lo que nos de la gana, por favor

    Me gusta

  4. Ánimo…Es normal sentirse agobiada y agotada…La sociedad nos agobiada nos mete prisa por disfrutar todo cada segundo cada instante y la vida también es esto,tiene de todo hay momentos para todo…Siempre nos agobiaremos por algo es normal y además nos merecemos quejarnos las veces que nos de la gana trabajemos fuera de casa o en ella…Ánimo yo creo que todas nos sentimos así de vez en cuando…

    Me gusta

  5. SÍ TENEMOS LA INMESA SUERTE DE PODER CRIARLOS, PERO ESO NO QUITA QUE SEA DURO, QUE MUCHA GENTE PREFIERA PAGAR PARA QUE OTRO LO HAGA A HACERLO POR SI MISMA. MI ASPECTO FÍSICO SE RESIENTE, NO VOY A LA PELUQUERIA, NO CUIDO MI IMAGEN, NO TENGO TIEMPO. PIENSO QUE QUIZÁS CUANDO ALICIA VAYA A LA GUARDE RECUPERARÉ PARTE DE MI TIEMPO. PERO POR OTRO LADO ME DA MIEDO. BESOS.

    Me gusta

    • Muchos piensan que por no trabajar fuera de casa, una se está abanicando con un pai pai. Anda y que no hay cosas que hacer en casa y más con un/a hijo/a.
      Yo tampoco puedo cuidar como quisiera mi aspecto físico (este cuerpito que tengo se me desborda), voy a la pelu como una o dos veces al año (y atando cabos para “escaparme” 2 ó 3 horas), para arreglarme y/o pintarme las uñas necesito ir poco a poco (por la mañana una mano, por la tarde otra…)… Qué te voy a contar que no sepas.
      Abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  6. Es una pena que en este momento eso de “quedarse en casa a cuidar de los hijos” sea igual a “qué bien vives que no haces nada y no tienes q aguantar al jefe”. No, nada, a un jefe de 4 años jaja o a 2 jefes de 1 y 3, cada uno los hijos que tenga!! Todos tenemos derecho a quejarnos y me da mucha rabia q algunos también nos quiten ese derecho. En fin, ya sabes que aquí te comprendemos todas, q la crianza y los niños son agotadores, q al final es un trabajo 24 horas al día no como los de fuera de casa y encima no está nada reconocido. Como en todo hay días malos y se acumula mucho cansancio pero el día siguiente, seguro, seguro q es mejor!! Muuuucho ánimo guapetona!! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s