El retorno

Cuánto tiempo sin pasar por aquí. Desde que escribí por última vez, han pasado unas cuantas cosas. Mi amante bandido hace poco volvió a poder trabajar tras el susto que nos llevamos. No está al 100% pero la mejoría es notable y la recuperación es muy lenta (y no estará como antes). Ya debe cuidarse de coger peso y hacer esfuerzos para lo que le queda de vida. Aunque eso deberíamos hacerlo todos, en general.

Mi pichón ha hecho grandes cambios en sus rutinas. Todos buenos. Son señal de que va avanzando y se nos hace un muchachito jiji. Quisiera poder contaros con más detalle, más adelante, para explicaros cómo han ido surgiendo estos cambios. Casi todos han sido consecuencia de cambios que hemos tenido en casa a raíz del problema de salud de mi amor. No hay mal que por bien no venga 😉

Y una servidora, pues igual. Sigo igual: acelerada de la vida, con los pelos de loca y cansada eternamente. Para qué engañarnos… A este nuevo año no le pido gran cosa, que estemos bien y sigamos adelante. Tampoco voy a ponerme metas ni propósitos. Mejor tomarse las cosas con calma y que vaya surgiendo la vida a su manera.

take-it-easy-guitar

Nos vemos prontito. Tengo que ir cogiendo el ritmo de nuevo.

Anuncios

15 comentarios en “El retorno

  1. Me alegro de q tu chico vaya mejor, poquito a poco. Cuando pasan estas cosas es como qla vida se ve de otra manera y cambian las prioridades, verdad?? Esperemos q el 2017 esté llenito de salud q se recupere lo mejor q pueda y q disfruteis mucho mucho los 3 juntitos 🙂 Un besote enorme, guapa!

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, fue justo a finales del año pasado. El sistema le hizo “PUM!”. Gracias a los dioses del olimpo -o del karma, del destino, o de lo que sea- dentro lo grave, ha podido solucionarse.
      A veces no apreciamos lo importante que es, simplemente, sentirse bien y estar sano.

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Yo también voy con la lengua fuera pero voy al ritmo que Habi me marca. Y la niña nos ha cogido velocidad, que le vamos a hacer!

    Me alegro de que el susto con tu amante bandido vaya quedando en eso: un susto. Poco a poco a terminar de recuperarse. No pienses que no va a recuperarse del todo: yo tuve un accidente de moto del que me dijeron que iba a tener secuelas y apenas me queda nada comparado con lo que pasé durante cerca de dos años. Así, de pronto, un día empezaron a decaer los síntomas y ale, ahora estoy casi perfecta. Así que no perdáis la esperanza, sobretodo tu señor esposo, que supongo que es al que más le costará aceptar el asunto.

    Y esperando ese regreso tuyo con fuerza! ^^

    Me gusta

    • Ay, es que Habi va a la velocidad del rayo 😉
      Gracias por tus ánimos, pero lo de mi maridín es algo que le afectó a la vista y ya le han advertido de que no se recuperará al 100%. Se puede dar con un canto en los dientes con que la cosa haya mejorado con una única intervención (bastante heavy, por cierto). Ha sido algo delicado, y crucemos los dedos porque la cosa se quede como está.

      Besos y, de nuevo, gracias por tus palabras. Se las hago saber a mi amante bandido 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s