Despistario

Este es un pequeño muestrario de los despistes que tengo desde que soy madre. Que conste que en otras épocas de mi vida en las que estaba un pelín estresada también me pasaba.

Levantarse por la mañana temprano, antes que los demás. Escapar de la cama cual ninja, sin ruidos ni movimientos bruscos. Ponerme a hacer cosas y decidir cambiar las sábanas para lavarlas aprovechando el día tan bueno que hace. Ir al dormitorio y recordar que en la cama duermen mi marido y mi hijo.

Cocer los fideos durante más de 15 minutos y, oigan, no quedaron mal XD. Estas cosas son peligrosas y, desde ese día, me pongo una alarma cada vez que pongo algo al fuego que necesita estar cierto tiempo puesto.

Tirar al wc el cepillo de dientes una vez que termino de asearme.
Tirar la ropa interior sucia al wc en vez de al cubo de ropa sucia.

Meter en la lavadora cosas que no se deben meter en la lavadora.
A dios gracias que una vez, antes de encenderla, me di cuenta un día de que el Ipod iba para adentro (vi el cable de los auriculares colgando).
Abrir la lavadora para tender la ropa y encontrarte toooodo lleno de pelusillas/bolitas blancas. Terror… se había colado un pañal sucio dentro. Menos mal que los que van con relleno especial (caca, para entendernos) los metemos inmediatamente en una bolsa bien cerrada y van a la basura en el momento. Este (sólo de pipí) debió colarse al cambiarle la ropa para un baño (y fue todo al tambor de la lavadora del tirón).

Abrir la nevera y encontrar dentro el bote de Nescafé.

neveranescafe

Tirar al cubo de la basura los cubiertos una vez que repaso los restos de comida del plato.
Tirar al cubo de la basura cosas que no deberían tirarse. Hay veces que no encontramos algo en concreto y llegamos a la conclusión de que lo habremos tirado sin darnos cuenta.

Sal en vez de azúcar. Azúcar en vez de sal. Normalmente me doy cuenta antes de que ocurra el desastre (los recipientes no tienen nada que ver jjj). Es el impulso de meter la mano en el armario y sacar lo que pillo a toda mecha.

Recorrerme un centro comercial, pasando por la tintorería, librería, correos y juguetería con la camiseta del revés (costuras por fuera y etiqueta en el cuello dando el cantazo). Tierra trágame. Una cosa es ponerse los calcetines desparejados o del revés y otra cosa es esto.

Ir a sacar la ropa de la lavadora para tenderla y darme cuenta de que NO había puesto el detergente. La bolita llena de ese líquido azul está en la encimera esperando. He lavado la ropa con sólo suavizante. Genial. A poner un ciclo cortito y a esperar de nuevo.

Darme cuenta de que se me ha olvidado meter la prenda que necesitaba en la lavadora. Esa que pones “recultando” cosas por aquí y por allá, para poder lavar esa prenda que necesitaba limpia y, justamente, se me olvidó meter. Aunque mi lavadora se puede pausar y abrir la puerta durante los primeros minutos, ya es mala casualidad que cuando me doy cuenta está en pleno centrifugado y ya se bloquea.

Buscar algo que siempre está en un sitio determinado y que no aparece ni para atrás. Yo paso, y pienso que ya saldrá cuando menos lo espere. Mi marido se ofusca en la búsqueda y lo pasa regular ná mas.

91e626c65abdc1ae93cf7210430918c3

Y no olvidemos un clásico: ir con mucha urgencia a hacer algo y a mitad de camino pararse en seco y pensar: “¡¿Qué c*ño iba a hacer?!”

Achaco estas situaciones a descansar regular, dormir medio allá, hacer las cosas medio decentemente, repartirme como puedo… Los primeros meses de vida del pichón era/éramos zombies, directamente. Ahora ya estoy estupendamente XD

Anda, haced el favor y decidme que esto os pasa también. Me dejaréis mucho más tranquila 😉

Anuncios

10 comentarios en “Despistario

  1. Alguna si me ha pasado… Y levantarme un sábado, ponerme el traje y cuando le doy un beso a mi mujer preguntarme “a donde vas” La digo “a trabajar” y me responde, “es sábado”. Me vuelvo a poner el pijama y a la cama otra vez.

    Me gusta

  2. Me reconozco en varias: los cubiertos en la basura y la de pararte en seco por haber olvidado a qué ibas. Añado el llevarme las tazas sucias al dormitorio en vez de a la cocina.. ¿No os pasa que hay como rachas de “debilidad mental”? Yo tengo muchas de esas pero al hablar: decir microondas en vez de lavavajillas, decir “si avisa, me empiezas” y otras locuras. Debería dormir un poco más 😂 Besos!

    Me gusta

  3. jajaja como la vida misma!!! Lo de las cosas en el fuego me lo he tenido q tomar en serio, igual q tu me pongo alarma o pongo la campana para q el ruido me alerte porque si no… lo dejo hasta mañana y no me vuelvo a acordar… qué neurona perdemos cuando parimos??? jajajaj

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s