Sororidad

sororidad-580x3941

Hace poco que supe lo que significa esta palabra. También me he dado cuenta de que es algo que no se practica mucho. Tengo que admitir que antes de ser madre yo juzgaba a otras mujeres (y madres) porque no me gustaba cómo actuaban. Pensaba que yo lo haría de otra forma (mejor, claro). Qué atrevida es la ignorancia… Ufff…

Este entrada me va a costar escribirla. No porque me dé vergüenza admitir ciertas cosas, o porque no me guste cómo era antes. Creo que me cuesta porque veo mucha falta de apoyo y entendimiento. A veces me siento bastante sola. Pienso que estaré “loca” o que qué le pasa al mundo que no encuentro lo que necesito (palabras adecuadas, un abrazo, apoyo…).

Os conté que hemos decidido no escolarizar aún al pichón. Vamos a esperar a que tenga 4 años para hacerlo. Os expliqué abiertamente los motivos que, bajo mi punto de vista, son de bastante peso. Aquí podéis volver a leerlo.

Pues en estas fechas, de vuelta al cole y comienzo de curso, ya estoy notando miradas raras, ya tenemos que estar justificando, ya he escuchado comentarios que me han dolido, ya me empiezo a sentir desplazada… o “loca”.

Fue hablando con mi madre, a la que tanto quiero, cuando noté cierto tono de reproche por no escolarizar al niño. Las palabras que terminaron de matarme fueron: “tienes que hacerlo por su bien”. Pero, entonces, se supone, sobreentiendo, que para ella lo que estoy haciendo está mal para mi hijo, que no hago lo que es bueno para él, que soy mala con él… Escribiendo esto hasta me dan ganas de llorar 😦

Si eso lo piensa mi propia madre, que se supone que me respeta y me dice lo que piensa, ¿qué no pensarán los demás?
También, de forma más sutil, he notado esa “presión” por parte de mis suegros. Pero ellos, a mí, directamente, no me dicen nada. Se lo dicen a mi amante bandido.

No creo que esté haciendo mal a mi hijo. No creo que le esté privando de nada grandioso. No tengo la menor duda. Pero que en mi entorno ni me/nos entiendan, ni estén de acuerdo, ni muestren un poco de empatía. Me duele en el alma.

Hay temas con los que me tengo que morder la lengua, o no ser precisa, ni clara si no quiero que me acribillen y me hagan sentir mal. Por ejemplo, con el tema de la lactancia. Mi pichón ya sólo toma pecho para dormir por las noches. Es una toma corta (unos 5 minutos) y le ayuda a dormirse en un plis. Siento que el destete se acerca, pero tampoco tengo prisa porque llegue. Llegará el momento en que no precise la teta para dormir y punto. Sé que un día llegará, pero me da igual cuándo.

Pues cuando estamos, por ejemplo, con amigos y sacan el tema de la lactancia (algunos han sido padres hace poco, pero no dan pecho) escucho cada subnormalidad que flipo. ¿Y qué hago? Me callo por no sentirme arrinconada/juzgada/ridiculizada. Paso de aclarar las cosas o de contar que sí, que mi hijo aún mama de noche. Paso de escuchar comentarios hirientes y encima de gente que se supone que son amigos.

tristeza-960x623

Todas estas acciones/reacciones me entristecen. Mucho. Me hacen sentir sola y mal. De verdad, ¿tan difícil es no juzgar y respetar las diferentes opciones/caminos que uno va tomando en la vida?

Estoy aprendiendo la lección pero a base de bien.

Lo peor es que la gente a la que quieres, mujeres de tu entorno, te digan cosas como “nunca pensé que tú serías así” (como si una fuese extraterrestre o estuviese loca de atar).

Hay días en los que me siento francamente decepcionada.

Anuncios

21 comentarios en “Sororidad

  1. Siempre habrá quien critique lo que no entra dentro de los patrones “normales” de nuestra sociedad. Es una pena no recibir apoyo, pero mientras tu estés a gusto con las decisiones que tomas a los demás que les vayan dando viento fresco. Un beso y ánimo!

    Me gusta

  2. Pienso que lo que opine la gente en tu tema que afecta exclusivamente a tu hijo, a ti no te tiene que afectar. ¿Has oído la frase: “Medio mundo critica del otro medio”? Pues lamentablemente es cierta. Nadie mejor que tú, para velar por los intereses de tu hijo. Ahora cuando las críticas vienen de personas a las que quieres, entiendo que te duelan. Son más difíciles de llevar. Muchos ánimos.

    Me gusta

    • Es eso justamente. A última hora, bueno, lo que digan o piensen los amigos puede doler menos. Pero que tu propia madre no esté contigo en cuestiones como esta, duele.

      Me quedo con tus ánimos.
      Gracias!

      Me gusta

  3. Me siento totalmente identificada contigo. Justo este fin de semana tuve una conversación muy parecida con mi madre. Entiendo que vayan a caer críticas, pero que sean de una de las personas que más aprecias duele… Mi pequeño aún es pequeño (1 año) y me tengo que morder ya la lengua por temas de lactancia y cohecho. Menos mal que tenemos una tribu virtual por aquí que no nos tacha de irresponsables!

    Me gusta

    • Ay, sí… es como nadar a contracorriente durante estos tres años. Va cambiando el tema estrella, pero me falta el apoyo o sentir al menos respeto de parte de gente cercana (lo de mi madre me ha matado).
      Menos mal que somos unas cuantas “locas” 😉

      Un abrazo!

      Me gusta

  4. A veces tendríamos que pensar las cosas antes de decirlas, muchas veces hacemos daño sin darnos cuenta, nadie está obligado a llevar a un niño al cole a los 3 años, lo tomamos como algo rutinario, pero estas en tu derecho de decidir lo que tú creas que es mejor para tu hijo, nadie como tú para saberlo y más cuando es una decisión pensada y no tomada a la ligera, no te sientas culpable, lo que pasa también es que con las madres hay mucha confianza y nos dicen las cosas tal y como lo sienten, sin maldad, pero a veces duele, oye! Y que es todo un lujo poder disfrutar de tu hijo un añito más, que esos momentos ya no vuelven!

    Me gusta

    • Seguramente que la confianza les da libertad para decir las cosas tan directamente. Los amigos son más “crueles”, me temo. Pero sí, igualmente duele y me apena que no sea más afín (mi madre) a la manera en que nosotros hacemos la vida.
      Tengo/tenemos un añito más (de lo “establecido” por la sociedad) para disfrutarnos ❤

      Un beso y gracias mil por tus palabras

      Me gusta

  5. Ays, me identifico un montón con lo q cuentas. Esto de la maternidad creo q implica mucha soledad e incomprensión por parte del entorno q juzgan con una facilidad pasmosa. Yo he tenido que aguantar últimamente de gente a la que adoro que se echen unas risas por decir q le doy pecho a Pichí porq lo pide, ya ves tú… y me hicieron sentir como si tuviese cinco años a parte de la amenaza de “se te caeran las tetasssss”. También me miran raro por no llevarla a la guarde y, la verdad, si luego no fuese difícil encontrar plaza, también me esperaría un añito más para escolarizarla. Tengo claro q el año q viene irá al cole porq no me quedará más remedio pero a ver qué cara me ponen cuando por la tarde no la lleve. Y esa duda que crean de q lo q estás haciendo es perjudicial para el niño para mí es lo peor. Yo creo que estás haciendo fenomenal y para no volvernos locas, muchas veces, explicaciones las justas. Disfruta del Pichón todo lo que puedas y que no te metan miedo!! Que lo estás haciendo perfecto!! Un besote enorme!

    Me gusta

    • Veo que me entiendes porque también pasas por situaciones así de tristes 😦 Lo siento mucho, sé que es un asco y que nos hacen sentir mal.
      ¿Por qué tienen que hacer burlas de la lactancia o del colecho o de otros temas? Me quema la sangre…

      Aquí, donde vivo, las madres del parque (y hasta lo vi en el periódico), me dijeron que los niños del 2013 (el año en que nació mi pichón) son muchísimos menos que en años anteriores, que la natalidad dio un bajón considerable y que no íbamos a tener problemas después para elegir colegio (por el barrio hay unos dos cerca de casa y otros dos bastante más lejos). Por eso no me/nos preocupamos. Y de todas formas, estamos aún pendientes de un posible (muy probable) cambio de lugar de residencia por el trabajo de mi marido, pero no sabemos cuándo será :/

      En fin… gracias por tus palabras y te mando un abrazo grande de vuelta ❤

      Le gusta a 1 persona

      • Es una buena pregunta. No tengo ni idea de con qué afán muchas mujeres comentan cono tono despectivo o ponene en duda aspectos de la crianza q son responsabilidad de los padres. Y mira q da rabia porque a mí me pasa con mujeres a las q quiero mucho pero jolin….Mira, la comunidad esta blogueril es genial porque ese apoyo q no encontramos a pie de calle lo entontramos aquí y vemos que chaladas no estamos jejeje q “lo normal” en esta sociedad es escolarizas a los niños antes de los 3 años, y q vayan mogollon de horas a la guarde pero q las mamás q no lo hacemos somos mamás normales q queremos lo mejor para nuestros niños y somos unas cuantas!! 🙂 Ánimo!!

        Le gusta a 1 persona

    • (Le di a enviar antes, perdón) no he podido localizar la entrada donde explicas tus motivos para no escolarizar a tu peque, pero da igual, porque más que tú (vosotros) sabéis lo que queréis para vuestro pequeño y está claro que siempre será lo mejor. La gente opina, opinamos mucho, pero lo que nonse puede perder jamás es la empatia y la educación. Yo con mis luchas también me tengo que enfrentar a situaciones de fuertes discrepancias con amigos y familiares. Creo que ya he aprendido a recoger opiniones afines a mi y a olvidar las que no. Difícil. Yo pensaba que solo era una cosa de los malagueños que nos metemos mucho en el plato ajeno, pero que va, eso pasa aquí, en Asturias, Barcelona… Paciencia y mucha fuerzas para continuar con tus decisiones hacia adelante. Un beso enorme!!!

      Me gusta

      • Aquí está el post donde daba los motivos para no escolarizar aún al pichón:
        https://desdetu.wordpress.com/2016/02/23/escolarizacion/
        Encima, leí que para comienzo de este curso aún no estarían construidas las aulas (prefabricadas) para los niños de tres años que entran nuevos este curso. Tampoco tenían habilitados los baños y los niños tienen que ir a otro módulo a hacer sus necesidades 😦
        Me niego a que mi hijo vaya a un sitio así. Menos mal que han empezado en el solar donde corresponde las obras del colegio (el de verdad, el de ladrillos y no de chapa) y esperan que esté listo para el curso escolar siguiente.

        Lo de meter las narices en donde no les llaman, es muy típico de todas partes, por desgracia.

        Besos!

        Le gusta a 1 persona

  6. Te entiendo bastante en lo que comentas…Yo hace tiempo que empecé a sentirme “raro” porque mucha gente criaba como hace más de 30 años y no admiten otra forma de criar… Al principio tenía muchas “broncas” con mi madre por estas cosas ;).

    Me gusta

  7. Quiero pensar que son momentos puntuales, que a mi no me pasará, que no flaquearé en mis decisiones y que llegará un momento en que esté tan empoderada que pase de todos y que comentarios ajenos únicamente sean utilizados para mi sección de opinologos.

    Y sin embargo, se como te sientes. Porque cuando mi madre comenta algo acerca del trabajo, de las oposiciones futuras, incluso de la futura escolarización, me revuelvo. Porque se que no puedo contarle a ella que me planteo no escolarizar a los 3 (de momento es una idea que puede cambiar, pero ahí está) o que a lo mejor hay un hermano que esté por aquí danzando en un futuro. No puedo ni explicarle que me apetece tener tres… cuando me pregunta si ya duerme en la cuna le digo que si, cuando es mentira. Y además ahora si que disfruto del colecho!!

    Por todo esto, te entiendo, liela. No estás sola, ni eres la loca del grupo. Eres la mejor mamá para tu pichón pero también eres hija, amiga y ante todo, persona.

    Me gusta

    • Muchísimas gracias por tus palabras, hermosa mía. Ni te imaginas las fuerzas que me dan. El caso es que tengo las cosas muy claras. Las opiniones de amigos y conocidos me resbalan muuuucho. Pero la de mi madre me ha dolido, y mucho.
      Por cierto, mis suegros ya le han dado ooootra vez la matraca a mi marido con el tema de la escolarización. Aprovechando que pasó a verles (y yo no iba, claro) le insistieron en que el niño se tiene que “integrar”, que con lo “modernos” que somos, no se pueden creer lo que estamos haciendo. Ufffffff……

      Un abrazote!

      Me gusta

  8. Leí esta entrada con penita y ahora que me la releo no quería dejar de comentar. No tengo solución para que te resbalen las cosas, yo misma estoy buscando la manera..Un día en una conversación con mis amigas explicándoles que con qué derecho la gente se metía a valorar si dormíamos o no con V, que yo no me imaginaba diciéndole a nadie que cómo es que ya había llevado a su hijo a otra habitación con lo pequeño que es..es lo que pienso sí, pero tb pienso que habrán tenido sus motivos si yo tengo los míos y no se me ocurre decir ni mu. Su conclusión fue que si me sentía tan cuestionada es porque tal vez no estaba segura de mis propias decisiones O_o Muy bien todo.
    Pero bueno, te deseo un montón de paciencia con la gente querida, que al final es con quien hace falta y una buena dosis de “melasudadeltodina”. Ya sabes que comparto muchas cosas de tu maternidad, así que qué te voy a decir yo, pues que me parece que has ido tomando las buenas decisiones X***D

    Me gusta

    • Ainsss… qué complicado es eso de llevar siempre dosis de “melasudadeltodina”. A veces te desarman cuando/quien menos te lo esperas :_(
      Cuando vienen a darte lecciones de vida, como si estuvieses loca/equivocada, jode muuuucho.

      Gracias por tus palabras!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s