Particularidades

Cada persona tiene sus manías, sus gustos y sus cosas. Eso que nos hace diferentes y únicos. He aquí algunas pinceladas de mi pichón.

bb

  1. Nunca se ha llevado las cosas a la boca. Fue algo que preocupaba/preocupa a la gente porque no es muy normal. Su pediatra nos dijo que aunque no es común, no es nada del otro mundo ni preocupante. El lado bueno, que si encuentra cualquier cosa minúscula (pelusa, trozo de algo, pieza de juguete…) te lo da en la mano. No le da por probarlo.
  2. Casi todos sus baberos quedaron sin estrenar. Pues eso, que no había dios que se los pusiera sin que en cuestión de segundos se los arrancase de cuajo (cual Hulk enfurecido).
  3. Desde que empezó a andar no quiso ir en carrito nunca mais. El Bugaboo de mis amores quedó desterrado en el trastero allá por invierno de 2014. No hay manera de que vaya sentado. Él quiere andar, explorar y cogerle de la mano es una utopía. Por lo menos, no sale corriendo y si le decimos que vaya pegado a mamá o papá, suele obedecer.
  4. No ha usado chupete. Sólo lo probamos al principio de los tiempos, pero los escupía (lanzamiento de chupete). Eso que nos ahorramos y una cosa menos que quitarle (bastante tenemos con los pañales).
  5. Nunca ha tomado papillas de cereales ni potitos. Bueno, miento, algún que otro de fruta sí que tomó. Me refiero a esos de comidas preparadas (tipo “ternera jardinera” y tal). Eso de preparar biberones se acabó cuando acabamos con la “ayudita” de fórmula allá con el mes de vida. Así que biberones (casi) tampoco hemos usado.
  6. Cuando entramos/salimos de casa tiene que ser él quien dé la luz del portal/escalera y abrir la puerta del portal. De la contrario, os aseguro, que se enfada bastante. Igual pasa con el garaje: él es quien abre/cierra la puerta con el mando.
  7. Siempre, sieeeempre, si ve el bote de lavavajillas abierto, me dice: “mamá, cierra”, o si está subido en el banquito de la cocina y lo ve abierto, él mismo lo cierra.
  8. Nació con un lunar grandecito (tampoco exagerado, pero es notable) y hasta día de hoy le han salido cuatro más, pequeñitos.
  9. Tiene la firme creencia de que los besos curan. Le tengo que dar la razón, porque cuando me duele la cabeza, me da besos en la frente y me dice: “ya está curao” y listo, es mano de santo XD
  10. Le gusta tener las cosas en su sitio. Si ve que hay algún muñeco/cuento/cosa donde no es su sitio, rápidamente lo recoloca. Cada cosa en su lugar. A ver si le dura jijiji.

Imagino que algunas cosas irán cambiando. Otras, quizá, las conservará. Seguro que vuestros pipiolos tienen también sus particularidades. ¿Os apetece contarme alguna?

Anuncios

26 comentarios en “Particularidades

  1. Uys, pues en esto coinciden en poco. Habi toooooodo a la boca xDDD. Hay que andar con ojo para que no atrape algo peligroso, jiji. Lo de los chupetes si que lo llevan igual. No he comprado ninguno y los de muestra dijo que pa mi. Del resto… aun es pequeña para saberlo 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. La de los besos es así, hice una entrada al respecto y es una pena que a nosotros no nos funcione. Lo bueno que tiene que se lleven todo a la boca como los míos (por buscarle algo positivo) es que e inmunizan, je je je. Besitos

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, eso sí, se inmunizarán bien jjjj. Esa parte está bien 😉
      Los besos, por ahora, funcionan. Llegará el día en que dejarán de funcionar… O no. Mi madre aún me pone las manos en la cabeza cuando le digo que me duele porque dice que ella me quita el dolor con sus manos-mágicas jajaja. No hay nada como un mimo-de-mamá

      Un abrazo!

      Me gusta

    • Tú que eres bimadre sabrás bien lo diferentes que pueden ser dos niños (y encima hasta siendo hermanos). Todos tenemos nuestras particularidades, costumbres y manías.
      Estaría guay que escribieras una entrada (no sé si ya lo habrás hecho) hablando de esto, que tú tienes experiencia. Hay quien piensa que todos los bebés/niños tienen que ser/hacer iguales/lo mismo.

      Abrazos y a disfrutar del verano, que en nada estás de vacaciones 😉

      Le gusta a 1 persona

  3. Pues el mio es tooooodo a la boca. El carro tampoco le gusta nada! Le gusta ir a su aire andando y te pide la mano cuando le interesa a él! Es bastante independiente pero se frustra muy rápido cusndo no consigue algo a la primera…Cada niño es un mundo!

    Me gusta

    • En cuanto empiezan a andar, lo que les interesa, por norma general, es explorar mundo y el carro pasa a segundo plano.
      Que se frustre es bastante normal. A mi pichón también le pasaba. Quieren hacer muchas cosas nuevas, ellos solos, pero tienen que aprender y adquirir habilidades.

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  4. Pichí tampoco ha sido de llevarse las cosas a la boca y mucho menos el chupete jeje no entiendo que a la gente le parezca raro, oye q es una alegría!! Es una pasada ver cómo van sabiendo lo q quieren, como se comportan las cosas en las que se fijan… Pichí ahora no soporta verme tirar comida a la basura (te hablo de la piel de la fruta, o 3 espaguetis q le hayan sobrado) se echa unos lagrimones la pobre… y por supuesto, la encargada de dar las luces y llamar al ascensor es ella!! Pequeños independientes!! Un besote 😛

    Me gusta

    • Oh! Pichí es como mi pichón jjjj. A mí me tocaba bastante la peineta que me miraran con cara de pena/horror cuando decía que él no se llevaba (ni se lleva) nada a la boca. Este fue un punto a “desfavor” para el BLW porque él, por sí mismo, no se metía la comida en la boca. Jugaba con ella jjj

      Abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  5. Qué bebé más organizado tienes!! qué suerte!! Lo del babero parece muy común, los míos están impecables de no usarlos.. jaja. Y lo del beso.. ¡Lo que curan los besos! Mejor que cualquier agua oxigenada para desinfectar y borrar 😉 Un beso!!

    Me gusta

    • Abajo los baberos! Jajaja
      Por ahora, mi pichón es muy meticuloso para el orden. Lo digo totalmente en serio. Ve algo donde no es y él mismo lo cambia. Hace unos días vio un cojín en el sofá que es de su dormitorio y me dijo “aquí no es!” -un tanto mosqueado- y él mismo lo puso encima de su cama XD

      Abrazos!

      Le gusta a 1 persona

  6. Qué post más bonito, gracias por compartir estos retazos de la maravillosa personalidad del peque.

    Es increíble como cada bebé es un mundo, no sé porque tanto esfuerzo en hacer tablas, percentiles y la leche cuando los intereses y los ritmos de desarrollo son tan individuales y diferentes (para acabar las mamis preocupadas, nada más).

    Mi cachorrete es todavía muy pequeñuelo y ya voy conociéndolo un montón de cosas que le hacen único. Eso si, coincide en que el chupete pa mí desde el primer día. Y eso que no me di por vencida y probé con látex, silicona, esta y otra forma… Ahora todo a la boca, menos el chupo oye xD

    Me gusta

  7. Que suerte lo de no llevarse nada a la boca. La mía lo chupa todo. En lo del chupete coinciden.
    Me ha hecho pensar eso de que terminaste con la ayudita de los bibes al mes de vida. Sospecho que si mi pediatra no hubiera recetado Blemil tan pronto (a la semana de vida) y hubiéramos esperado, quizás yo habría podido alimentarla solo con teta. Menos mal que ahora le doy mucho mas teta de la que él dijo. Besos.

    Me gusta

    • A mí también me dijeron de darle esa marca además (cuando NO pueden, ni deben aconsejar marcas). Otra cosa es que si hay que dar suplemento, lo ideal es que sea con la propia leche de la mamá (sacándola previamente con sacaleches) y nada de fórmula.

      Lo que pasó es que pichón cada vez tomaba más teta y claro, después le enchufaba el biberón y ya estaba saciado -no quería comer más-. Estaba hasta arriba de mi leche jijiji.
      Creo que pasar del puñetero consejo de la matrona fue la clave (decía que 10 min. de toma en cada pecho). Opté por darle el tiempo que él quisiese y a tomar por saco el andar cronometrando tomas. Así que cuanto más pasaba al pecho, más leche obtenía -toda la lógica del mundo-.
      Ellos mismos marcan el ritmo 😉

      Abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  8. Me ha gustado mucho leer las particularidades de tu peque!oye! Lo de que sea tan ordenado que bien! Me das alguna idea para cuando mi enana vaya haciendo años y recordarlo.
    De momento la mia se mete de todo en la boca menos los trozitos de comida que la pongo en la bandeja de la trona. Le encanta llevarme la contraria!jajajja!

    Me gusta

    • Me alegra que te haya gustado la entrada 😉
      Lo de ser ordenado puede ser porque, desde bien pequeño, le hemos tenido todo organizado por cajas/espacios/estanterías y siempre le hemos enseñado dónde va cada cosa. O puede que sea un rasgo heredado jjjjj porque yo soy un pelín así también y mi marido más de lo miso.

      Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s