Violencia obstétrica

Desgraciadamente, desde que nacemos se nos meten ideas en la cabeza que son equivocadas pero que aceptamos como normales cuando no lo son. Vivimos aún en una sociedad machista y menos mal que las cosas han cambiado en los últimos tiempos. Sin embargo, hay mucho que mejorar.

Las niñas son bonitas.
Al pasar la barca me dijo el barquero “las niñas bonitas no pagan dinero”.-

Los niños son valientes.
Boys don’t cry – Los chicos no lloran.-

Así podríamos seguir en un suma y sigue infinito (niñas princesas, niños caballeros, niñas rosa, niños azul, niña frágil, niño fuerte…). niño-niñaAsí te plantas en una cierta edad, esperando la llegada de tu retoño y empiezas a detectar actitudes que huelen a chamusquina. Además de toooodas las que te has ido tragando a lo largo de tu vida (esos asco-piropos, tienes que estar guapa para no quedarte sola, cuídate o no te querrá nadie, haz caso a tu novio/marido, celos, los rumores sobre si esta o aquella es una guarra…).

traductor-genero
Imagen de “Moderna de pueblo”

Centrémonos, que me voy por las ramas. Continúo. Estás en la consulta del ginecólogo, o en el quirófano, o intentando amamantar a tu hijo, o “negociando” con una enfermera, o en urgencias, o pedir ver a tu hijo, o intentando que te den tus papeles y los de tu hijo…

Y te dicen:

– No, no se puede hacer nada. Es así y punto. Vete preparando.

– No llores que es peor.

– Lo que pasa es que no tienes leche.

– Me da igual que sea cesárea, tengo que rasurarte entera.

– Esto es así: o te relajas y termino rápido o te voy a acabar haciendo daño.

– Ahora lo ves. Tú tranquila. (Ese “ahora” fueron 21 horas).

– Aquí no es, mujer (mirada de “¿chica, eres tonta?”). ¿Pero quién te ha dicho que vengas aquí? Tú te has liado y es allí. (Vas allí y te dicen lo mismo).
Todo esto agarrándote la barriga llena de grapas a cada paso porque te duele hasta respirar y las lágrimas asomando.miercoles-mudo-semana-mundial-del-parto-respe-l-pqp_hk1Todo esto lo he vivido en mi propio pellejo. Es violencia obstétrica y que levante la mano quien no haya vivido algo similar. No tenemos bastante con vivir en una sociedad machista, por lo que se ve.

Habrá quien piense que es normal, que exagero. Sé que no es así. En todas esas ocasiones callé por idiota, por desconocimiento, por abatimiento, por quedarme sin tiempo de reacción.
Ay! Si me llega a pasar eso ahora, otro gallo cantaría. Soy una mujer adulta y tomo decisiones, me informo, sé lo que quiero y lo que no. No tienen que tratarme como si fuese un infraser retrasado. Hasta el moño (o el coño mismamente) de tragar estas situaciones.

Cuántas veces he escuchado, sobre todo a las mamás en los parques, asumir que, a pesar de que les hayan hecho daño (físico o psicológico), todo está bien porque viene de un médico/sanitario/autoridad. Como si tuvieran derecho a ningunearnos o tratarnos como si fuésemos idiotas. Más de una se enteró después de dar a luz de que le hiceron una maniobra de Hamilton o una Kristeller.
Os animo a que no os dejéis engañar, a que os informéis y que lo que pase en vuestra vida, en la medida de lo posible, sea por elección vuestra.

Os dejo unos vídeos. Uno en plan parodia.

Y otro más serio. Aviso a futuras madres que puede haceros llorar fácilmente, por si preferís no verlo. Es duro y a mí aún me escuece verlo.

Aclaro que ante cualquier emergencia, desde luego que la decisión que tome un médico/matrona/sanitario es vital. Pero que nos traten con respeto, pidan consentimiento y nos mantengan informadas en todo momento.

Anuncios

27 comentarios en “Violencia obstétrica

  1. No voy a ver el video porque ya estoy a las puertas… Prefiero no pasar un mal rato!
    A mí me da mucho miedo que no se me informe de algo, verme en un quirófano sin poderme mover y no tener respuestas es lo que más me aterra ahora mismo. Veremos a ver que pasa.

    Me gusta

    • Sí, mejor no lo veas porque es desolador.
      Por eso es tan importante estar al loro de todo. No tengas miedo, tú atenta a tu cuerpo, a Lucía y pregunta cada cosa que te genere la más mínima duda.
      Intenta que no os separen, o que esté con su papá todo el tiempo posible.
      Todo saldrá bien 😉

      Un abrazo!

      Me gusta

  2. No siempre es así, pero esas cosas deberían penalizarse de alguna forma. Es una salvajada, la verdad. Hay profesionales y profesionales. Es una pena que se utilicen estos métodos sin medida ninguna. Pero también entiendo que algunas exploraciones son necesarias para comprobar el estado del bebé. Besitos

    Me gusta

    • La cuestión es que NUNCA debería ser así. Pienso que la principal causa por la que pasan estas cosas es porque no sabemos realmente lo que va a pasar y confiamos en los médicos/sanitarios. Te dejas hacer, por miedo, porque confías en lo que te dicen… pero una cosa es que tengan que hacer episiotomías, o cesáreas, o maniobras… y antes te lo digan, te informen de lo que va a pasar, de por qué lo hacen… y otra cosa muy distinta es que actúen sin decir ni mú (si puede ser tratándote como si fueses idiota).
      Si a mí me hubiesen enseñado aunque fuese un segundo a mi hijo al nacer, un segundo tan solo, y me hubiesen explicado la situación -sin ordenarme que no llorara (que tampoco estaba yo pegando alaridos, sólo sollozaba, vamos)- hubiese entendido mejor lo que pasó. Es que me subo por las paredes con el tema…

      Toda mujer debe ser tratada con respeto durante su embarazo, no como una enferma idiota, e informada de todos los procedimientos. La madre debe autorizar cierto tipo de cosas (como tactos, maniobras, monitorización…). Siempre con criterio, claro… si las cosas se complican no creo que ni una sola mujer se niege a que le hagan esto o lo otro si de ello depende la vida de su hijo y la suya propia.
      El tema es más profundo de lo que parece. En fin…

      Un abrazo!

      Me gusta

      • Vale, tú no denuncias que lo hagan, tú denuncias que lo hagan sin consentimiento ni información. Aun así, vuelvo a lo mismo, hay perofesionales buenos y malos en todas partes. No se puede distinguir uno de otro, y es obvio que no se debería de dar lo que tú dices. Una mujer a punto de dar a luz bastante tiene con lo que tiene como para verse maltratada por el personal que en teoría debería tranquilizarla y calmarla… No son psicólogos, pero tratan con muchas personas como para saber qué tienen que decirles. Yo también tenía que ejercer de psicólogo en ocasiones cuando hacía DNI, y no era mi trabajo… Empatía, eso que tanto falta en el mundo… Besitos corazón

        Me gusta

  3. Buffffff!!!! Levanto la mano! Y la otra también! Pasé por un auténtico infierno, y en ningún momento me decían nada o me pedían permiso (excepto la matrona, que era un solete y me informaba de todo). Los Señores Machos Ginecólogos (o lo que sea), me trataban como un objeto. Me metieron a un médico en prácticas sin pedirme permiso… a utilizarme como conejillo de indias! Me trataban como a una niña idiota. Y, tal cual como en la segunda ilustración: la habitación llena de extraños, la puerta abierta de par en par, y no dejan pasar a mi marido, que era el único apoyo que tenía!!!
    Eso sí: los puse a parir pero de lo lindo! Ahí ya me tenían algo más de respeto! Cojon….s
    Hay otro vídeo, un corto de Iziar Bollain, que está también genial!

    Me gusta

    • Para que haya médicos en prácticas debes dar tu consentimiento. Eso también se lo hicieron a mi madre en su primer parto que recuerda como un infierno. Nunca volvió a dar a luz en la ss. Acabó traumatizada.

      El corto de Bollaín ya lo vi hace tiempo. Es muy bueno 😉

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      • No, si yo la comprendo plenamente! De hecho, si voy dar a luz una segunda vez, desde luego no será en este hospital público, que no es la primera mami que dio a luz ahí que me cuenta que les pasó exactamente lo mismo. Vamos, que no es un caso aislado. Te aseguro que estaré dispuestísima a pagar uno privado, antes que volver a pasar por ese calvario. Solo digo una cosa: si parieran los hombres, otro gallo cantaría! 😉
        Besotes!

        Me gusta

      • Eso mismo le dije yo a mi marido, que si esto fuese “cosa de hombres” no era así ni de broma. Triste.

        Por otra parte, yo di a luz en un privado y el trato fue un asco. Lo que fue el ingreso fue “inolvidable”. Así que de todo hay en la viña del señor.

        Abrazo!

        Le gusta a 1 persona

  4. Yo no voy a ver el vídeo, si acaso me paso por aquí en un par de semanas :).

    En mi caso creo que estoy siendo atendida por muy buenos profesionales, la verdad. ¡Ayer en monitores hasta me avisaron que sentiría que el gel de la sonda estaba frío!

    Yo creo que las cosas van cambiando para mejor. Nuestra matrona joven dice que ella, que lleva 6 años en la profesión, ha visto como cambiaban los protocolos 4 veces. Y, por lo menos ellas, están muy concienciadas con el respeto, las formas de hacer las cosas de Noruega y Suecia (nos ponen documentales de allí)… No se. Espero que el viernes todo vaya igual de bien que hasta ahora.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    • Menos mal que he avisado y mejor que las futuras mamis no lo veáis porque es duro.
      Yo en el embarazo no tuve pega alguna sobre el trato, ni del gine ni de las veces que pasé por urgencias. Siempre me atendieron de mil maravillas. La cagaron en el parto y la estancia en el hospital.
      En fin, las cosas están cambiando y yo que me alegro.

      Seguro que este viernes todo saldrá bien 😉 Qué ganitas de que llegue Habi!!

      Abrazo!

      Me gusta

  5. Yo la sentí con mi aborto. Primero cuando entró la matrona a mi habitación( estaba haciendo la ronda de información para la lactancia) y dijo:: aH! si tu no das pecho!, y cerró la puerta. Y segundo cuando me pusieron la pastilla esa para ayudar a expulsar, que me hacía un daño y me dijo: es que te quieres quedar esteril?, porque me movía del dolor.

    Me gusta

    • Cuánto siento que tuvieras que pasar por algo así y que te trataran tan mal. Créeme que te entiendo porque también pasé por cosas similares cuando perdí mi primer embarazo. Empezando porque compartía habitación con una chica que venía de una FIV y aunque estaba pasándolo regular, estaba técnicamente embarazada y yo con un legrado encima. Ya me dirás cómo de mal me sentía yo (y encima con remordimientos porque la chica se sintiera mal cada vez que yo lloraba). Dos días ingresada con aquella compañera.
      También me hicieron un comentario poco apropiado al ponerme la pastilla esa. En plan de no te quejes que en su momento no dirías ni mú. Triste. Patético. Asqueroso. Y yo calladita, sola y asustadísima. No podía dejar de llorar. Nadie me dio consuelo en el hospital (salvo mi madre que estuvo conmigo todo el tiempo y mi marido cuando estaba).

      Un abrazo enorme.

      Le gusta a 1 persona

      • qué fuerte!!!! yo soy enfermera, pero no ejerzo ahora mismo, solo lo hice durante 3 años y para mi la sanidad es otra cosa. qué asco!

        Me gusta

  6. A mí como ya te comenté alguna vez me realizaron la famosa maniobra con sus debidas consecuencias, abdominales separadas por más de cuatro dedos …. No sabes qué diferencia del trato que tuve en España al que me dieron aquí. Me consultaron con palabras cariñosas cada paso que iban a dar, y a pesar de estar pariendo pude decidir sobre cada segundo de mi parto, obviamente siempre teniendo en cuenta los consejos médicos…. Un beso

    Me gusta

    • Sí, leí sobre la diferencia entre un parto y otro. Nada que ver. Desde luego que el trato que recibiste cuando nació BabyEnzo fue totalmente opuesto al parto de Emmanuele.
      Con lo bonito que debe ser trabajar en un lugar donde nacen niños y se empeñan en destilar mal rollo. No entiendo qué clase de amor a la profesión tienen.

      Abrazo.

      Me gusta

  7. He aprendido mucho de esto por una profesora que tuve que se especializó en ser doula, también en el ramo de ginecología tuvimos que hacer un video de este tema, es algo super presente y real. Debe parar.

    Me gusta

    • Y tanto que debe parar. Para eso debemos estar informadas y saber hasta qué punto son tolerables o no ciertas actitudes. Una traga y traga y traga… ya está bien!
      Qué bueno que hayas podido aprender de mano de una doula 🙂

      Un abrazo!

      Me gusta

  8. Estoy contigo al 100%. Yo por lo menos me rebele contra todo eso… Contra la que quería hacerme una cesárea en la semana 20 y tuve que tragar con la episiotomia y la Kristeller porque no hubo más remedio. En fin, debemos defender nuestros derechos y no dejar que nos ningunen. Un abrazo.

    Me gusta

    • Una cesárea en la semana 20?! Cómoooor?! Madre mía! Uffff… No conozco tu historia, pero debe ser dura. Me alegra saber que te rebelaste.
      Lo que tenemos que pasar no tiene nombre… Es muy injusto.

      Un abrazo grande!

      Me gusta

      • Es que un feto de 20 semanas no creo que sea compatible con la vida fuera del útero. Valiente barbaridad… Menos mal que cambiaste de hospital…
        Acabo de leer tu historia y aunque tu parto fue bastante duro, tu niño fue todo un guerrero 🙂

        Un abrazo!

        Me gusta

  9. No me atrevo todavía a ver el vídeo. Yo diré que en mi último parto, en un hospital público (donde fui derivada por gran prematuridad) no se me explicó absolutamente nada. Supe que iba a ser cesárea cuando, de camino al quirófano, una mujer me rasuró la parte superior del vello como pudo, entre prisas. Tampoco sabía que iba al quirófano. Cuando me informaron fue al despertar de la anestesia. La pena es que yo no estaba para preguntar nada, entre respirar y gritar era imposible sacar tiempo para eso. Es triste pero en situaciones límite sólo deseas que pase el dolor, sean cuales sean las consecuencias. Quiero pensar que todo fue debido a la urgencia de la situación y no que fuera la forma habitual de proceder.
    En ese mismo hospital, mi amiga dio a luz después de ir caminando hacia el paritorio, en dilatación completa y con una enfermera diciéndole que se diera prisa. ¿No hay una triste silla de ruedas? ¿Qué formas son esas de tratar a una parturienta? Muy decepcionada me siento.

    Me gusta

    • Lo que pasaste fue terrible, y lo siento. Podrían haberte comentado lo que iba a pasar. Aunque, como dices, en esos momentos actuarían así por la urgencia -quiero pensar eso también-.
      Por desgracia veo que estas cosas siguen pasando a muchas de nosotras 😦
      Ojalá cambien las cosas.

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s