Uno de esos días

Es uno de esos días en los que lo veo todo gris oscuro. Estoy cansada, hecha un trapo. Desde que el pichón no duerme siesta, no tengo tiempo de nada. Cuando llega la noche y se duerme, yo voy detrás porque no puedo más. Ha habido noches en que me he quedado trasteando con el ordenador hasta tarde (entiéndase tarde como las 12 y pico o así). Ha sido un error porque no duermo bien y me despierto cansada.

dia-gris

Aunque hay bastantes noches en que el pichón se queda en su cuna hasta la mañana, hay otras tantas noches en las que se despierta buscándome. Yo le meto en la cama con nosotros. Le doy teta (a veces ni cinco minutos, a veces casi una hora –en la que se me duerme el brazo y me duele la espalda-) y él sigue dormido. En cambio, yo me desvelo y acabo medio metida en la cuna, poniéndome los auriculares para escuchar la radio. No duermo bien, a veces. A veces sí. Pero en general estoy cansada.

oirronquidoscuandomssueotienes

Sé que duermo bastantes horas (7/8) que ya es para darse con un canto en los dientes. Pero no son seguidas. Son a tramos. Mis desvelos son diarios. Y no es porque dé la teta, es porque no puedo dormir –me pongo a darle vueltas al tarro-. Tampoco es porque me ponga a escuchar la radio, ya que esta me la pongo cuando no encuentro manera de dormir. Hace de somnífero.

Por las mañanas, me levanto y no paro. Cuando me doy cuenta ni me he lavado la cara, ni he desayunado –ni ganas-. Así que sí, estoy cansada.

multitasking-1

Después de comer, la tarea continúa con un ratito de juego y al baño (el niño, porque yo tengo que “pedir cita” a la noche con mi ducha para asearme y rapidito). Hay días en que tengo muuuchas ganitas de llorar, o de pegar voces, o salir corriendo…

Que sí, que ser mamá es muy bonito. Pero tiene su lado oscuro. Está bien, veo la cara de mi pichón y se me pasan los males. Pero los momentos chungos están ahí. Veo que no me da la vida para más… No pido tampoco gran cosa. Es más, si acaso, algo de paciencia porque, esto lo elijo yo libremente y con ganas. Lo asumo. Pero hoy necesitaba contaros este rollo patatero que me cruza los cables de vez en cuando.

malasmadresgrande

Veo las cuentas en IG o en otros blogs a mamás ma-ra-vi-llosas, que se maquillan, que van al cine, que posan con sus niños impecables, que tienen casas de revista, que hasta tienen tiempo de innovar en la cocina, que van de viaje, que hacen talleres, que hasta se hacen la manicura… Me agobio. No entiendo cómo lo hacen. O sí, pero no es como yo quiero hacerlo.

Supongo que con el paso del tiempo iré recuperando espacio para mí (que tampoco quiero irme a un spa o de escapada un fin de semana). Esta “pérdida espacio-tiempo-para-mí-misma” lo veo como una inversión y la asumo con gusto. Aunque hay días duros, es lo que quiero.

Quizá lo que vaya a decir no es aplicable a todo el mundo y suene injusto, pero hay días en que siento que una mujer se implica mil veces más que un hombre en la crianza de un hijo. Siento que el peso “gordo” recae sobre nosotras. No quiero decir que mi marido no se implique, ni mucho menos. Pero hay momentos en que sé que él no puede estar o no puede ayudar. Esto es impepinable. Hay momentos cansados que son para mí nada más.

La Sombra como Maestra

Es un nudo en el estómago que necesitaba desatar. Pasará. Lo sé. Sólo quería soltar lo que me bulle, cuando me agobio. A pesar de todo, es lo más bonito que me está pasando en la vida. Nadie dijo que esto fuera fácil.

Anuncios

34 comentarios en “Uno de esos días

  1. Ánimo, seguro que no eres ni la primera ni la última, yo me relaciono con muchas madres y diría que lo que cuentas es lo normal, Poco a poco os iréis haciendo el uno a otro, cogiendo vuestro espacio. Un saludo. Nos leemos!

    Me gusta

    • Gracias por tus palabras.
      Sé que estas cosas pasan y es normal sentirse así de vez en cuando. Hay días y días. El “problema” es la falta de tiempo para poder llevar todo para adelante o no poder hacer las cosas. ¿Quién no se ha sentido así alguna vez?

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Es la vida. Ni más ni menos. Hay días maravillosos, días terribles y días que son simplemente, grises. El problema de los días grises es que, ni fu ni fa. Parece que no pudieras quejarte porque no son terribles pero por algún motivo no te sientes maravillosa y eso hay que entenderlo y asumirlo. El Pichón irá creciendo, tu cansancio irá menguando y sin embargo, seguirán existiendo los días grises. Verbalizarlo es un paso y ayuda a poner en perspectiva todo lo que está pasando por esa cabecita (no hay mejor antidepresivo que la perspectiva :p).

    Ya verás como en dos o tres días (incluso seguramente mañana) el prisma de colores ha cambiado y te ves de pronto con una sonrisota en la cara ^_^.

    Por cierto, en lo de la crianza que acaba recayendo en nosotras, estoy 100% de acuerdo. La crianza, la casa…. Y eso también acaba cansando >_<.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo contigo. Los días así están y estarán. Soltar lo que te pasa por la cabeza es la mejor terapia.
      No puedo ser más feliz por estar con mi pichón todo el tiempo del mundo, eso no lo niego. Pero llegar a todo es complicado. Hay que priorizar y casi siempre, una misma acaba a la cola de las cosas importantes. En fin… No quiero sonar egoísta. Seguro que muchas me entendéis.

      Gracias por tus palabras!

      Me gusta

  3. Es normal, Liela. Un niño quita tiempo, mucho. Para todo. A un compañero que me preguntó le dije que anotara las cosas que hacía a diario y eligiera 8 prescindibles. Fue así durante un par de años. Alguna la ha ido recuperando. Date tiempo. Y cuando tengas días grises, compártelos aquí. Nosotros te daremos besos virtuales y un millón de sonrisas para que deje de ser un día gris. Besitos.

    Me gusta

    • ¿8 cosas que haga a diario de las que pueda prescindir? ¿8? Jope, me parecen muchas. Como no me quite el rato del blog y la ducha diaria jjj (y mira que hay días en los que cuando me voy a acostar me doy cuenta de que ni me he duchado).
      En serio, no paro. Y sin siesta del niño mucho menos.
      También tengo que decir que ahora que el pichón es más grandecito y tiene más autonomía, puedo tener un poco de cuartelillo (como ahora que está entretenido jugando y puedo pasar a mirar blogs). Esto te lo digo a las casi 11 de la mañana (empecé a escribir el comentario hace muuuucho rato, pero tengo que ir y venir), después de haber dormido a saltos y mal, y ya tengo preparada la comida, la lavadora puesta y en breve para tender, eso sí, aún no he limpiado, ni ordenado… Si pudiera prescindir de todo eso viviría en una pocilga y me alimentaría de fritos XD

      Pero bueno, esto lo elijo yo y asumo los días grises. Como bien dices, es cuestión de tiempo. Seguramente hasta después lo eche de menos jjjj.

      Gracias por tus palabras.

      Abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  4. Animo guapa que pasará!! Te acuerdas de mi semana gris… Jeje, ahora estoy en una semana maravillosa, así es esto…
    Estáis pasando por un cambio y necesitáis adaptaros, tú tenías una rutina y de pronto te la han cambiado, los niños son especialistas en esto!
    Reinventarse o morir, así es… Un besazo y aquí estamos para apoyarte!!

    Me gusta

  5. Uff como te entiendo…el dolor de espalda el sentir que todo va en tus hombros, por más que papá haga su parte la mamá es indispensable, cuando yo llego del trabajo tengo a Ori colgada de mi cadera y si es posible enchufada a la teta, y mientras con mi brazo libre trato de atender a los otros 3, uff que días, pero si es una época y pasa, los días grises pasan…ánimos que pronto pasa :*

    Me gusta

  6. Coincido contigo en el 100% de tus palabras, y me he sentido así hace un par de días. A veces pienso que no sirvo para ser madre y al minuto me rectifico y pienso que son rachas. Respecto a los hombres, paso palabra, me encantaría verles haciendo la mitad de lo que hacemos nosotras (siempre hay excepciones). Dormir, ¿qué es eso? Yo ya ni me acuerdo. Pero bueno, que lo estas haciendo fenomenal, piensa en lo bueno y pon una sonrisa nada más despertar. Un abrazo y ánimo!!!!

    Me gusta

    • No sé si va a sonar “raro” o mal pero me alegro de que me entiendas. No quiero decir que me alegre de que tengas días duros… Se me entiende, no? Saber que una no es la rara y que hay más mamás que sienten lo mismo, reconforta y me hace sentir menos gris.

      Y sí, muchas veces el peso recae sobre nosotras sin piedad. También me gustaría verles hacer a ellos toooodo lo que hacemos. Pero este es otro tema.

      Muchas gracias por los ánimos, me vienen de perlas.

      Le gusta a 1 persona

  7. No puedo decirte mucho porque no soy madre, y desconozco completamente la rutina con un bebé. Solo diré que no te olvides de ti misma, haz del desayuno una de las primeras cosas de tu rutina diaria, es fundamental para empezar con energía suficiente 😉

    Mucho ánimo mujer, ya verás como vendrán días mejores!!!!

    Me gusta

    • Ains… el desayuno, ese “momento” que no deja de ser un malabarismo (come/bebe, si puedes, mientras haces cosas). Si me sentara a desayunar perdería un espacio de tiempo que es oro para poder hacer otras cosas. Es cuando el pichón, que sí desayuna tranquilamente en el salón, me da cuartelillo para organizar cosas. Eso pasa cuando priorizas… que una suele quedar a la cola casi siempre. En fin, con el tiempo, esto cambiara.
      También hay días y días. Hoy ya es menos gris.

      Gracias por los ánimos!

      Me gusta

  8. Ufff yo doy gracias de que el mío aún duerme siesta porque sone ss -3 horas que tengo para mi, son sagradas jaja. Algún día por el motivo que se ano la ha dormido y lo eh notado..un mal humor horrible porque no me deja descansar un poco. Por suerte son pocas esas veces.
    Tranquila, esto va a días, y hoy todo es muy negro y mañana aclara.

    Me gusta

  9. Ays, pobrecita mía como te entiendo. De vez en cuando tambien me tocan a mi días de grises de esos que se te acumula el cansancio, las tareas etc etc. Lo bueno es que el día se acaba, te vas a la cama y a la mañana siguiente te levantas como nueva. Es la sensación de no verle el sentido a las cosas de repente, de necesitar un poquito de aire pero imagino q es normal, si es q no podemos ni respirar. Pero bueno, el día pasa y al día siguiente a disfrutar. Mucho animo, guapa!! Un besote grande!!

    Me gusta

  10. No es una sensación, las mujeres se implican más en la crianza. Tienes derecho a estar cansada y lo que vemos en Internet casi nunca es reflejo de la realidad. No sabes la ayuda que tienen esas mujeres, las horas que trabajan, si lo hacen desde casa, si con 5h de sueño ya van bien o necesitan más… No le des vueltas, lo que te pasa es muy normal, sólo estás cansada y así no se rinde igual. Un besazo.

    Me gusta

    • Habrá de todo (espero), pero sí es cierto que muchas veces por h o por b tenemos que estar nosotras al frente.
      Evidentemente, imagino que esas mamás ma-ra-vi-llo-sas tiene ayuda porque de otra manera es inconcebible que lleguen a tanto. Y por eso digo que sé cómo es posible, pero que no quiero hacerlo así. A cada una le hace feliz una cosa.

      Gracias por tus palabras 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s