Reto: Infancia

En el pueblo donde yo vivía, había un tal Mateo que siempre iba con un pastor alemán. Pues el otro día íbamos en coche y ¡zassss! Cruzó por delante de nosotros en el paso de cebra. Sin perro, pero era él. Podría hacer años y años que no lo veía. Pues estaba igual, igual, igualito pero sin perro. Lo mismo me pasó con una antigua profesora que tuve en preescolar. La recuerdo directamente vieja (sí, así de crudo: vie-ja). Pues hace unos meses me la encontré en la cola del banco y estaba exactamente igual: vieja-vie-ja.

¿Pero esta gente nunca fue joven? Si todos fuimos niños. ¿Estos individuos flotan en el tiempo sin envejecer ni un ápice. ¿Serían niños-viejos? Raro, ¿verdad?

Tras esta profunda reflexión, os traigo un reto.

RetoInfanciaLogo Porque todos hemos sido niños. Cuéntame sobre tu infancia:

RetoINFANCIA

Mi primer recuerdo es cuando iba bajando las escaleras del colegio de preescolar con una amiga y pude hacer una pompa con un chicle. Fue guaaaay… Me sentía mayor. Lo que no sé es qué hacía con un chicle a la salida del colegio jjjj.

chicle

Un olor es aquella colonia de Legrain que se llama o se llamaba Petit Cheri. Era la única que soportaba mi madre, que es muy delicada para los olores ella. Así que esa es la que usábamos de pequeños en casa.

LEGRAIN

Un sabor sería el del pan con tomate, aceite y sal que nos preparaba mi madre los sábados a media mañana. O el pan con una pastilla de chocolate que nos daban en el recreo en el cole (en preescolar). O los roscos de navidad que hacían mi madre y mi tía. Olía la casa que daba gusto y más buenos estaban. tostadastomatenatural-477x355

Una canción… qué difícil decir una sola… Mira que éramos horteras. Es que los ochenta tenían su lado oscuro. Podría decir varias. Una que recuerdo es la de “Chas!” de Alex y Cristina (sí, sí, Cristina Rosenvinge)… Patético, lo sé… Recuerdo ir en autobús con las compañeras del cole de viaje a una granja escuela, a pasar unos días allí en medio del campo –paz y armonía-. Íbamos cantando tooooodas esa canción a grito pelado una y otra vez.

Me da hasta vergüenza (ajena y propia). Otras, unas más avergonzables que otras, eran las de Radio Futura, Madonna, The Cure (que le gustaba mucho a mi prima mayor), Alaska y Dinarama, Hombres G (sí, da vergüencita) y, atención, algunas de la cintas de cassette que rulaban por casa eran de Dyango (OMG!), Juan Pardo (aquel sex symbol de madres), Rocío Dúrcal, B.S.O. de pelis de Disney, los Beattles… Variadito… Qué apuro, por diossss.

Pero mirad, mirad AQUÍ qué estética tan “Triasdisches Ballet” de la Bauhaus la de este vídeo. Vanguardismo a tope.

Y esta Madonna ochentera la tenéis que ver, pordiosss

¿Tengo que decir una sola serie de dibujos animados? Qué complicado porque había tantas y tantas: Belfy y Lilibit, La aldea del arce, El osito Misha, Willy Fog, Candy Candy, Los diminutos, La pequeña Memole, Heidi, Marco, Samed el duende mágico, Bésame Licia, Bola de dragón Z, Nils Holgersson, David el gnomo (ay, qué manera de llorar con el último capítulo)…. Como no me decido, empiezo por saltarme un poco las reglas y pongo a Fraggle Rock, que no son dibujos en sí 😉

Esto lo tengo clarísimo. La serie de mi infancia es “Verano Azul”, sin duda. Aunque también estaban “Barrio Sésamo”, “La bola de cristal”, “Súper agente 86”, “Pipi Calzaslargas”, “El equipo A”, “McGyver”, “El coche fantástico”…

Un programa que me gustaba muchísimo era “El planeta imaginario”. Mi abuela me decía que cómo podía ver eso tan raro jjj.

Los juguetes “más mejores” para mi gusto eran y siguen siendo los clicks de Playmobil. Tenía la casa bungalow de playa, la caravana, el coche descapotable, del oeste… de temáticas variadas. En casa de mis padres aún quedan restos de aquellos juguetes (mis sobrinos los han usado y los han “despeluchado” bastante). Otro juguete que molaba mucho eran las piezas de Tente. Teníamos un cubo enorme heredado de un primo mayor para construir portaaviones y barcos. También teníamos el castillo de los Pitufos. Podía pasarme horas montándolos de diferentes formas.

casaplaymobil

Algo que coleccionase… Esto también está claro. En mi época del colegio nos dio la fiebre de los “chinitos de la suerte”. Podía llevar incontables chinitos colgando de la correa del reloj. Muy cómodo y práctico jajaja. Lo que me ha sorprendido es que los siguen vendiendo por internet (aquí).

chinitos-de-la-suerte

La primera peli que recuerdo haber ido a ver al cine –y posiblemente que fuese la primera porque aún no había cumplido los 5 años- fue E.T.

Nos llevaron a un cine (que ya no existe) de la capital con nuestros primos. Mi primo (más pequeño que yo) lloraba desconsolado con el final (no quiero hacer spoiler… aunque a estas alturas, ¿quién no ha visto la peli?). Menos mal que al final se arraglaba la cosa. Finalmente salimos todos contentos de allí.

Como lugar de mi infancia, recuerdo al sitio donde íbamos al campo los domingos. Ahora hay una urbanización junto a un campo de golf en ese sitio. Una pena. Los padres ponían las mesas y sillas y los niños nos desperdigábamos por los alrededores con nuestros juegos. Se hacía un fuego pequeñito donde calentaban la comida y hacían café. Mi tío nos hizo un columpio. Nos subíamos a los árboles. Construíamos nuestras casas con palos, hierbajos, piedras… Recuerdo a la perfección cómo en mi mente “veía” la casa que habíamos construido como una réplica de la que tenían los Huxtable de “La hora de Bill Cosby” jajajaja (una típica casa de adosada de Brooklyn, con una escalinata para entrar –era una piedra grande empinada-). Con sus dos plantas, que los dormitorios estaban arriba, ojo! (arriba: en las ramas de los árboles). Buscábamos cagarrutas de conejos (porque directamente conejos era más difícil), insectos, renacuajos en el riachuelo que pasaba cerca. Recogíamos almendras,nueces y algarrobas… Lo pasábamos genial. Llegábamos a casa derrotados y oliendo a fogata jjjj.

campo

En cuanto a mi libro favorito de la niñez tengo un dilema. No recuerdo cómo se llamaba. Era un cuento sobre unos niños que iban a jugar con una caja de madera a la que ponían ruedas. La usaban como un coche de carreras y se deslizaban montándose en ella calle abajo. Hasta que, una de la veces, la caja-coche vuelca y se magullan. Tienen miedo de decírselo a sus padres porque piensan que les van a llevar al médico y que este les va a poner una inyección. Al final, lo único que les pasa es que les ponen unas tiritas que llevan dibujos (recuerdo que en la ilustración de las tiritas se veía una copia tonta de los personajes de Disney). Los niños terminan la historia felices como perdices presumiendo de tiritas en las rodillas.

El título del cuento ni idea. Jope, qué rabia me da. Me lo tenía que leer mi madre una y mil veces (yo no sabía leer entonces, así que sería bastante pequeña). Acabé sobando tanto el libro que se me desencuadernó. Pero hubo solución. Mi primo tenía el mismo libro. Era ir a su casa y engancharme al libro. Debí dar bastante penita porque me lo acabó regalando. Al final, tuvo la misma suerte que el mío: acabo desintegrándose de tanto manosear las páginas. Ni mi madre, ni mi tía, ni mi primo, ni yo nos acordamos del nombre de aquel libro.

Había otros libros que fui leyendo de más mayorcita: los del “Barco de vapor”, “Los cinco”, cómics típicos de “Zipi y Zape”, “Mortadelo y Filemón” de Mickey Mouse, unos que había en plan manual de supervivencia en el campo de “Los jóvenes castores”, los de “Elige tu propia aventura”…

fray perico, fantasma y susi

¿Coincidimos en algo? ¿Os he recordado algo que habíais olvidado? ¿Os animáis a contar vuestros recuerdos de la infancia? Contadme, contadme!

Anuncios

30 comentarios en “Reto: Infancia

  1. Jajajaja Me encantó todito, todo! Genial la iniciativa, y genial tu post! Ayyyy, recuerdoooosss…! A ese tipo de gente, a los que nuuuunca cambian de aspécto aunque pasen mil años, los llamo “viejoven” (muy de muchachada, lo sé, pero lo clava! 😛 ).
    Sobre la música… jajaja ¿vergüenza de qué, si es una buenísima selección? Si te dijera que lo que más suelo escuchar son esos temazos de los ochenta… y el tema de la Rosenvinge… T E M A Z O ! Jajajaja 😉
    Madre…. cuantos recuerdos me despertaste con tu colección… 🙂

    Me gusta

    • Gracias 🙂
      Por lo que veo somos de la misma quinta más o menos. Hay tantas cosas que traen buenos (y vergonzosos) recuerdos jjj.
      El concepto “viejoven” es aplicable a estos individuos que no cambian, sin duda. También hay por aquí un “chaval-viejoven” con un mote ridículo que lo mismo puedes pensar que tiene 13 años, que tiene 40 XD XD XD Es el vivo ejemplo del grandioso término que nos dio Muchachada.

      Si te animas, puedes participar y enseñar tus recuerdos de niñez. Seguro que me tocas la fibra 😉

      Un abrazote!

      Le gusta a 1 persona

      • Jajajajajaja grandeeee! Ya podrás escribir un día sobre él! Jajajaja
        Pues sip, de la misma quinta fijo, porque lo que enumeras por aquí, … solo los auténticos “viejunos avergonzaos” sabemos de qué se trata 🤗
        Pues me animo y lo hago también, que me gustó mucho 😋😋
        Un besazo! 😘

        Me gusta

  2. Que genial este reto! Pero chicas parar un poco que no doy a basto… Jajaja. Tengo tres entradas pendientes de vuestros retos, pero bueno poco a poco las iré sacando. Esta me ha gustado especialmente, me ha llevado a mi niñez, recuerdo con especial cariño los chinos de la suerte y verano azul… 😃
    Un beso!

    Me gusta

    • Mi “velocidad de retos” es de uno al mes hasta el momento. Así que, hasta el año que viene no habrá otro. De todas formas, guárdatelo, si te apetece hacerlo, para cuando puedas. Ahora con tantas fiestas, entiendo que es más complicadillo ponerse a hacer estas cosas. Como siempre os digo: no hay prisa ninguna. Yo los voy lanzando y ahí quedan.

      Besos!

      Le gusta a 1 persona

  3. He vuelto a recordar muchas cosas de cuando era peque que me encantaban, me he divertido mucho leyendo tu entrada, yo tambien tenía los chinitos y una cuerda llena de chupetes de plástico!!! Gracias por llevarnos a nuestra infancia!

    Me gusta

  4. Otro reto que me apunto!! prometo que los iré haciendo!!! Este me ha encantado!! Aunque hay alguna cosilla que no conozco lo de los chinitos, Verano azul y los Playmobil son muuuy yo!! Sobre todo los Playmobil jajaj ahi te copiaré porque para mi no hay otro juguete igual!! He ido a taaantas exposicones jajaja 🙂 Muy chulo tu reto!!! Un besote!!

    Me gusta

  5. A este me apunto aunque tardaré otro poco en hacerlo porque, la verdad, llegan las navidades y se me multiplican las citas médicas, los controles, los compromisos de amistad…. Ains, yo, la asocial, con vida social.

    Por cierto, tengo todos los libros que has puesto del barco de vapor xDDDDD. En el resto coincidimos poco, que yo soy más de la infancia de los 90 que de los 80 :p

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    • Jajaja… quién sabe. En nuestra época no había tantísima variedad como hay ahora. Todos veíamos lo mismo (casi) en la tele, las modas eran las mismas, los juegos… Pero seguro que hubiésemos congeniado bien de pequeñas.

      Reconociendo esos gustos, la vergüenza va fuera jjjj. Aunque creo que me superé en un anterior post con el vídeo de Lolita XD (peazo de hit!).

      Abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  6. Me encantaban los libros de Fray Perico, lo hubiera elegido sin ninguna duda, auténticas carcajadas me echaba con él. Las series y grupos musicales me suenan casi todos, aunque en gustos no coincidimos tanto 😉 Ah y confieso que yo también recuerdo a mi profe de párvulos como vieja-vieja jajaja ¿pero qué nos pasará de niños?

    Me gusta

    • Creo que lo que pasa es que de pequeños tenemos otra percepción de la vejez jajaja. Ahora que calculo, quizá aquella profe vieja-vieja, puede que tuviese mi edad o poco más cuando me daba clases… Eso o es inmortal XD

      Un beso!

      Me gusta

  7. Por fin alguien que conoce a los chinitos de la suerte (oe, oe, oeeee!). Gracias por pasarte por aquí y comentar. Si no apetece hacer el reto, siempre está bien si os doy ideas para escribir entradas en el blog 😉

    Abrazo!

    Me gusta

  8. […] Hace la tira que no os lanzo un reto, bandidos! Ya está bien! Esta mañana os vengo a retar para que participéis en “Mis juguetes favoritos”. Ahora que se acercan las navidades y los peques de casa van a ser agasajados con regalos a gogó, quiero saber qué juguetes os hicieron felices en vuestras infancias. Aunque tenemos, unos más que otros, cierta edad, todos fuimos niños. De eso os hablé y os reté aquí […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s