Äitiyspakkaus

Hoy os suelto este palabro: Äitiyspakkaus. Ahora me preguntaréis: ¿Eso qué es lo que es?

äitiyspakkausEso es una maravilla. Así sin más.

Vale, me voy a extender. Se trata de una canastilla que dan en Finlandia a todos los recién nacidos. Es una ayuda que proporciona el (¿la?) Kela (la Seguridad Social de allí) a todos los padres, no sólo a los padres naturales, también a los padres adoptivos. Puedes optar por recibir la canastilla o dinero en metálico (unos ciento y pico euros).

aitiuspakkaus15La principal peculiaridad de esta canastilla, es que la misma caja es utilizada como cuna. Miles de niños fineses han dormido sus primeros sueños dentro de estas cajas de cartón. No penséis en una caja de cartón simplona. Su diseño y colores varían cada año.

äitiyspakkaus2El origen de esta canastilla está en los años treinta cuando había una altísima tasa de mortalidad infantil en Finlandia. En un principio, esta caja sólo era proporcionada a familias con bajos recursos económicos. Como la tasa de nacimientos era muy baja, se acabó dando esta canastilla a todas las mamás que daban a luz en Finlandia. Desde 1949, la canastilla está disponible para todas las embarazadas. El estado finés decidió en su día no retirar esta ayuda.

äitiyspakkaus 1950-lukuDentro hay ropa, juguetes, libros, sábanas y un colchón que se adapta a la caja para que sea posible usarla como cuna . Tienen en cuenta las estaciones del año para las tallas de las ropas que incluyen en ella (si nace en verano, que la ropa de invierno le pueda valer cuando llegue el frío). Esta caja es un símbolo del bienestar del país.

bebecajakelaA lo largo de los años, el contenido ha ido variando. En los años 30 y 40, en vez de ropa, incluía telas para que las madres confeccionaran ellas misma la ropa. Con la llegada de la segunda guerra mundial, el algodón era demandado por el ministerio de defensa, así que las cajas incluían sábanas de papel. En los 50 empezó a incluirse la ropa ya fabricada. A partir de los 60 llegaron las prendas de telas elásticas y los sacos de dormir. En 1969, por primera vez, se incluyeron pañales desechables.

1305931471651En los 70, con más mujeres que se incorporaban al mundo laboral, se reemplazaron las ropas de telas blancas por prendas de algodón elástico con estampados coloridos, más fáciles de lavar.
En 2006 se volvieron a introducir pañales de tela que ayudan a preservar el medio ambiente. También, ese mismo año, dejaron de incluir biberones para promover la lactancia materna.

Me parece una idea estupenda. Es una pedazo de ayuda por parte del estado. Comparándolo con lo que dan aquí… Mmm… a ver que piense… aquí te dan un pedazo de mie… con suerte una canastilla llena de publicidad, un chupete, muestras de infusiones (NADA recomendadas para dar a un bebé recién nacido y menos a una madre lactante), un pañal y un botellín de agua. Eso es lo que me dieron a mí, pero en un hospital privado. En la Seguridad Social creo que te dan una canastilla al principio, verdad?

Esta es la que correspondía al periodo en que nació mi pichón. Vamos, me regalan eso y fli-po.

aitiyspakkaus_13Si queréis ver el contenido de la caja de este año, pinchad aquí. Sé (imagino) que el finlandés no es lo vuestro, jiji, pero mirad las fotos. Es alucinante. Trae un buzo, bodies, gorritos, saco, pañal de tela, manoplas, calcetines,manoplas, leotardos, peleles, pijamas, pantalones, conjuntos, sabanitas, toalla de baño, cepillo de dientes, peine, termómetro, tijeras, babero, quitababas, un librito, mordedor, discos de lactancia y hasta preservativos! Más completa imposible.

¿Os gustaría recibir una canastilla de este estilo? Si es así, ¿dormiríais a vuestros churumbeles en la cajita-cuna? Bueno, yo creo que si volviera atrás en el tiempo no querría cuna. Haría colecho desde el principio. Aunque admito que si tuviera esa caja-cuna/cuna-caja, quizá la usaría para ratitos de sus siestas.

Con la cara lavada y algo más

Con el embarazo la piel sufre bastantes cambios por el revuelo hormonal que llevamos acompañándonos. En general, hay que estar bien hidratada, beber mucho, para tener bien la piel de todo el cuerpo. No digo nada nuevo. Después, lo típico: embadurnarse de crema, sobre todo la tripota y los muslos (que es donde más va a estirar nuestra piel). Yo usaba, como muchísimas mujeres, la crema de Nivea de la lata azul de toda la vida de dios, y aceite de almendras. Iba alternando.

piel-durante-el-embarazo-1De todas formas, y sintiéndolo en el alma, las estrías y manchas, tienen parte de componente genético. En mi caso, no he tenido ni una estría. Ni mi madre, ni mi hermana, ni tías, ni primas… Así que por ahí me he librado gracias a la genética.

A mí me preocupaba que me saliesen manchas en la cara. Es lo que se llama cloasma gestacional. Igualmente es causado por las hormonas y, en parte, está condicionado por la genética. En mi familia tampoco hay mamis que hayan quedado manchadas a lo bestia tras un embarazo. Pero sí han tenido alguna manchita en el rostro. Así que me dije: a cuidarse!

fotocs5228Antes del embarazo usaba una gama de la marca de L´Occitane en Provence. Concretamente la de Siempreviva. Usaba el tónico, la espuma limpiadora, el sérum, la crema de día y el contorno de ojos. Estaba tranquila porque estos productos son provenientes de agricultura biológica. Al saber que estaba embarazada la seguí utilizando.

siemprevivaAclaro que no soy una persona a la que le guste el sol, así que no me preocupaba porque me salieran manchas por la exposición al sol. Aún y con todo, pensé en usar protección solar alta cuando llegara el calor y fuese a estar más en contacto con la luz solar.

Al poco tiempo de estar embarazada me di cuenta de que era ponerme algo de esta gama y me salían rojeces por los mofletes. Además, no me sentía la piel como antes. Me di un tiempo para ver si era algo pasajero, pero viendo que la cosa no cambiaba, dejé de usar esta gama. Cedí mis potingues a mi madre, que los recibió encantada.

Fui probando algunas cremas que tenía de muestras (de Clarins, Yves Rocher, La Roche-Posay, Shiseido… estas recuerdo). Ni una, ni una sola me hacía sentir bien. Era como si me untara la cara en grasa. Me daban calor. Me hacían sudar. Me salían granitos o rojeces. Total, que me harté y dije: que sea lo que tenga que ser pero no me pongo NADA. De higos a brevas me limpiaba con agua micelar y listo.

En verano, ni fuimos a la playa (y la tenemos a cinco minutos de casa), ni piscina, ni nada que fuese a pleno sol. Los paseos cortitos (porque yo iba cojitranca) eran cuando se iba el sol (cuando me da mucho el sol, me produce dolor de cabeza bastante molesto). Soy un pelín vampira.

Así, dejándome la cara a lo “salvaje”, sin cuidados de cremas, ni protección llegué al día del parto tan normal. Bueno, sólo se me había oscurecido una manchita que tenía de antes en la frente. En los siguientes meses, no sé si sería ya obsesión mía, me veía la mancha más marcada y como pequitas en los mofletes (siempre he tenido pero hay que acercarse muuuucho para distinguirlas).

Como había leído por ahí buenas críticas de la marca Bella Aurora, allá me lancé yo, en pleno agosto, a las rebajas de El Corte Inglés, que la vendían con algo de descuento. Me pillé un arsenal: el jabón, el agua micelar, el gel exfoliante, el serum, el Bio10 y la B7. ¡Casi ná! A mí no se me iba a resistir ni una manchita.

BellaAuroraDespués de un año con el ritual diario (algunos días no podía hacerlo por falta de tiempo), algo de mejoría noté. Nada milagroso como había leído en algunos sitios, la verdad. Tampoco es que tuviera la cara hecha un cuadro como para querer un milagro.

Por las mañanas me lavaba con el jabón, después el serum y al rato la B7(por las mañanas). Lo mismo por la noche pero con la B10. Una vez en semana me exfoliaba. Eso lo hacía a toda mecha, no penséis que me tiraba un largo rato ensimismada en mis cremitas. No, no, no… rápido, rapidito con el niño agarrado a una de mis piernas o mirándome atentamente como quien observa a un insecto raro.

Una vez agotadas mis preciadas cremas y hartita del ritual de cremas y potingues, me decidí a dejarlo. Por más que siguiera usando esas cosas no creo que fuese a estar mejor.

En mi humilde opinión, no ha sido un cambio drástico como para decir: “Oh! La leche! Estoy estupenda y radiante!”. Podría decir que ha sido más así: “Anda, pues tampoco está mal, pero bueno, ahí sigue esa mancha aunque más difuminada”.

Los productos milagro no existen.

Ahora estoy usando una crema y un serum que son un punto. Os explico: hace tiempo fuimos a un mercadillo de productos naturales, ecológicos y esas historias. Allí compramos un aceite de rosa de mosqueta (para atenuar mi cicatriz de la cesárea) y un aceite para aliviar/prevenir el dolor de garganta.

Quedé encantada y mi cicatriz mejoró notablemente. Mi marido, que es propenso a tener la garganta hecha polvo en invierno, se enamoró –así tal cual os cuento- del otro aceite. Obró el milagro y ya no podemos vivir sin él en casa. La verdad, es que es muy efectivo. Todo con aceites y esencias naturales.

Como queríamos renovar nuestras reservas, de cara a este invierno, miré para comprar por su tienda de internet (Aceites esenciales Eva). Me decidí a probar su cosmética para el cuidado facial. Llevo un mes usando una crema (por la mañana) y el serum iluminador (por la noche), y debo decir, en honor a la verdad, que estoy muy contenta. No llevan nada del otro mundo, pero me gusta saber que son productos naturales. De hecho, huelen a hierbas recién cortadas jjjj y tienen fecha de caducidad (lo que me hace pensar que tienen “vida”) . Tienen una textura suave y me noto la piel bien hidratada, algo más uniforme y la mancha la voy controlando aún sin novedades (llevo cosa de un mes o así nada más).

A veces, lo bueno, lo tenemos cerca, es lo más natural y no es lo más caro. Por ahora, seguiré con estas cositas. Espero que, si bien la mancha puñetera no se va, por lo menos sea más leve. A ver, no es nada horrible ni que se vea a la legua, pero mejor que se vaya.

Y vosotras, seguís algún ritual de estos? O estoy un poco obsesionada? Jajaja. Tened en cuenta que en un par de años llegaré a la cuarentena (OMG!) y no está de más cuidarse un pelín 😉

Music ON

¡Música maestro! Os lanzo un reto musical. Os propongo que compartáis en vuestros blogs la banda sonora de vuestras vidas 🙂

RetoCancionesEstas son las mías:

  1. David Bowie – Life on Mars. Canción que acompaña a mi amor allá donde vaya. Es su himno.
  1. Patrick Wolf – Together. Aunque mi pichón es muy fan de Arcade Fire, y ya os puse vídeos de sus temas preferidos, con esta también mueve el esqueleto que da gusto.

Y Eva Griñán – Pensando en ti. Antes de que llegara a nuestras vidas.

  1. Urge Overkill – Dropout. Tiene la tira de años y es total. Siempre decíamos de broma que si nos casábamos, sería nuestra canción de baile nupcial, jajajaja. En nuestra boda no hubo ni música, ni baile.
  1. Queen – I want to break free. Vamos, si esta canción no te da buen rollo, me pareces una persona mu-rara.
  1. Pinback – June. Irremediablemente me recuerda a mi primer embarazo: algo bello (pretty) y triste (sad). Además mi fpp era para junio. No digo más.
  1. La bola de cristal – Alaska. Todo un himno de una generación. Lo que disfrutaba con este programa. SI hasta lo grababa en vídeo para verlo después porque me pillaba en el horario de las clases de flauta. Lo podía ver una y otra vez.
  1. Pearl Jam – Daughter. Cuántos recuerdos, oigan. El disco “Vs” es todo un clásico de aquella época.

Y esta… Rage against the machine – Killing in the name, esta la tengo que poner sí o sí. Madre-del-amor-hermoso, no habré “saltado” veces con esta canción, porque esto no se bailaba, se saltaba ;P

  1. Slim Cessna´s Auto Club – Pine box/Hold my head. Realmente no fue al último concierto al que he ido (fue de Julio de la Rosa y os lo conté aquí). Pero sí fue el último así, en plan de “vámonos fuera a un concierto”. Fue antes de tener al pichón y en Madrid. Pude, con toda mi cara, acercarme y hablar con Munly (uno de los cantantes) para que me firmara el librito del cd (que lleve de casa). Qué momento, por dios jjj.
  1. Paulina Rubio – Lo haré por ti. Y como me da tanto corajito, pongo una cover, ea!, que no puedo con esa mujer. No way!
  1. Chopin – Nocturno Op. 9 nº2. Nada que añadir. Maravilla. Todos los nocturnos realmente.

Ahora quiero ver vuestra banda sonora. Venga, animaos y poned música en vuestros blogs.

Os dejo la fotito para que la compartáis en la entrada, si queréis uniros al reto musical.

NuestrasCanciones(He tenido que poner más de una en alguna de las categorías porque me era imposible decidir una sola).

Nuevo Hit

Las preguntas “cansinators” van rotando conforme vamos “salvando obstáculos”. La primera fue “¿tienes leche?” y le siguieron otras muchas “¿no gatea?”, “¿no camina”?, “¿y los dientes?”, “¿no habla todavía?”… Esta última sigue coleando en el top 10.

Como el pichón ya va empezando a hacer sus pinitos (dice “Noooo!”, “Mamá-mamá-mamaaaaá”, “papapapa….”), volvemos con una pregunta que estuvo muy en boga hace meses y ha vuelto a resurgir. Es:

“¿Y cuándo vais a llevar al niño a la guardería?”

pesaoViendo que llegó septiembre y el pichón sigue en casa, pues nada, se ve que les extraña y han vuelto a la carga con el machaqueo del temita.

Aclaro que no tengo nada en contra de las guarderías. Son necesarias cuando los padres trabajan y no pueden hacerse cargo de sus hijos en horario laboral. Ahí está la clave: yo NO estoy trabajando, ergo tengo todo el tiempo del mundo para cuidar/estar/acompañar/vivir con mi pichón. ¿Qué parte no entienden?

Insisten en que es bueno llevarles a la guardería para socializar. Estooo… pichón SÍ socializa. Cada vez que salimos interactúa con la gente. No es un palo.

En el parque se relaciona con otros niños (no son sus amigos del alma, obviamente, pero sí que les da grititos, les toca el pelo, señala y hasta, ocasionalmente, intercambia juguetes…).

Illustration01Si vamos a comprar, saluda si le saludan. Nos ayuda a poner la compra en la cinta de la caja e incluso le da algunas cosas a la cajera para que lo pase por el “pirip!” (escáner de los precios que hace “pirip!”).

Cuando comemos fuera, ya conoce a los camareros de los sitios que frecuentamos y les saluda y contesta (aunque sea con gestos y ruiditos). Hay una chica muy maja de uno de los sitios en los que vamos a cenar a menudo, que siempre tiene detallitos con él. Yo creo que se caen muy bien jjjj.

Socializa cuando vamos a casa de los abuelos, cuando juega con sus primos, cuando pasa rato con la familia…

En resumen: va a socializar vaya o no vaya a una guardería.

Otro gran punto es que se inmunizan antes. Argumento ridículo donde los haya. ¿Me están contando que mejor llevo a mi niño de 2 años a que se contagie de todos los viruses que pululen por una guardería de niño en niño para que se inmunice? ¿En serio quieren que mi hijo enferme ahora y no después –cuando sea mayor y tenga más desarrollado su sistema inmunológico y quizá ni llegue a contagiarse de muchas de las cosas de las que sí se contagiaría antes-?¿De verdad piensan eso?

¿Cuántos padres han llevado a sus hijos a la guardería y los han tenido que sacar porque se pasaban enfermos día sí, día también y, finalmente, se estaban dejando una pasta en un sitio al que no llevaban a la criatura ni la mitad de los días? Conozco varios casos…enfermo

En resumen: Prefiero que si mi hijo tiene que contagiarse de algo, lo haga cuando tenga 3/4/5 años antes que con 2 años. Posiblemente con 3 años o más, su cuerpo estará más preparado para batallar posibles contagios de una manera más efectiva.

El colofón es cuando me argumentan que el niño se tiene que independizar porque está enmadrado y tiene mamitis. Sinceramente, quien piense que un bebé-niño de 1/2/3 años tiene que ser independiente, está un poco gagá. ¿En serio pretenden que una personita de esa edad se valga por sí mismo? ¿Qué me están contando? ¿Que creen que a esas edades se puede ser totalmente independiente? NO. Rotundamente no. Lo que necesitan es tener a alguien a su lado que les de cariño, comprensión, ayuda y apoyo. Teniendo este apego con un adulto (madre/padre/abuelos…) es como llegan a aprender a ser independientes, con alguien a su lado que les quiera y les enseñe con paciencia y amor. Que sí, que en la guardería les cuidan muy bien (o no), pero la atención que le va a dar una persona desconocida con un grupo de 10 niños-bebés a su cargo no es, ni por asomo, comparable al cuidado que recibe en casa con su madre/padre/abuelos.

Aprenden a comer solos, a ir al baños solos, a jugar/recoger, a conocer los colores, las partes del cuerpo, a manejar un triciclo… de igual manera en casa que yendo a una guardería. De hecho, mi pichón hace muchas cosas por sí mismo y le encanta intentar hacer cosas que yo hago pero necesita, obviamente, ayuda.

Que estén acompañados y necesiten a su padre/madre/abuelos es lo normal, lo natural. Si me dicen que mi pichón yendo a una guardería se va a distanciar de mí porque es bueno que aprenda a estar “solo”, me parece una auténtica subnormalidad. Ya puestos, vamos a buscarle unas actividades extra-escolares, que se pille un trabajito de media jornada y se pague sus cosas… Así se independizará pronto y me sentiré mejor persona. (Modo ironía ON).141104113308_ninos_negocio

Por último, un gran motivo “de peso” es uno que he oído a madres en el parque y a algunos opinólogos del universo. Llevar al niño a la guardería te da tiempo para tus cosas.

Una alardeaba de que dejaba a su hija, “pero sólo unas horitas”, para ir al gimnasio. Aunque su hija no quería comer desde que la metió en la guardería, y había bajado de peso, sabía que era “una lucha de poderes” y que la niña NO iba a ganar la batalla. Se hace lo que dicen los mayores y punto pelota. La niña estaba escuálida, sentada en un columpio y absorta jugando con el móvil de su madre (le dio el teléfono para que se callara). La madre la había llevado al pediatra, y éste le explicó que era una forma de llamarle la atención, que ni caso, que ya comería cuando tuviera hambre. No sé cómo no salí despavorida de allí con mi pichón en brazos.comprandoTambién ha llegado al buzón de casa, más de una vez, propaganda de una guardería-ludoteca donde podías dejar a tu hijo por horas (como si fuese un parking y aparcaras a tu pipiolo el tiempo que estimes oportuno) para dedicar el tiempo a “cosas importantes, ir de compras, o salir a tomar algo”. Además, con el folleto te daban un euro de descuento. ¿Soy la única que alucina con estas cosas? ¿No es abominable que tu propio hijo sea considerado un estorbo y lo dejes en un sitio con desconocidos durante equis horas? Alucina, vecina.

Cuando he necesitado tiempo para mí y salir (como para ir a la peluquería o al médico en contadas ocasiones) he dejado al pichón con su padre. Si no puede quedarse con él, cambio la cita y santas pascuas.

Que quede claro que os cuento MI caso. Si yo estuviera trabajando y no pudiera estar a cargo del pichón, lo más seguro es que tuviese que buscar ayuda externa. Aunque admito que antes que buscar una guardería, probaría otras opciones como familiares o una madre de día. La guardería sería la ultimísima opción.

familiaCada familia hace lo que cree más oportuno para el bienestar en su casa. En la nuestra es estar con el pichón porque es lo mejor para nosotros y somos felices así.

Abro el debate. ¿Qué opinión os merece este tema?