Colechar

Antes de ser madre, eso del colecho me parecía poco menos que una tontada. Los que se acuestan con niños, amanecen meados. Cada uno en su sitio. El niño, después de la minicuna, a su dormitorio (sobre los 6 meses), cada uno necesita su espacio… bla, bla, bla… Era yo de ideas muy estrictas y claras.139Una vez que estuve embarazada me cambió un poco el chip. Ya pensaba que mejor era una cuna de colecho por eso de estar más cómodos ya que iba a dar teta, y sería más cómodo así. Optamos por una cuna de colecho adosada a nuestra cama. Teníamos una minicuna que usábamos para tener al niño en casa allá donde fuésemos nosotros (al salón, cocina, incluso al baño (mientras me duchaba a la velocidad del rayo), para ponerle junto a la terraza que le diese la claridad para mejorar su ictericia…).

cunas-de-colecho2
Algo parecido a esto.

Los primeros meses no hicimos colecho “de verdad”. El pichón dormía en su cuna y nosotros en la cama. Poníamos un cojín alargado entre la cuna y la cama, para que hiciera de barrera y no se nos colase a la cama. Era tan pequeñito que nos daba pánico que pudiéramos aplastarle o hacerle daño sin darnos cuenta mientras dormíamos. En las siestas sí que le dejaba a mi lado en la cama. Estábamos los dos solos (o él con el papá) con toda la cama (1,50 m.) para nosotros más los 60 cm. de la cuna adosada. Nos rodeábamos de cojines y tan tranquilos. En este punto, creo que no me equivoco si digo que yo no tenía especial preocupación pensando en que podría pasar algo. El papá sí y siempre ponía mucho cuidado en rodearse de almohadas cuando estaba con él. Creo que las madres tenemos como un sexto sentido que nos avisa. Con el mínimo quejidito del pichón, me despertaba. Hasta un suspiro era como una alarma a todo volumen. Obviamente, tomando pecho cada dos por tres (a veces cada hora o menos), el descanso era nulo.

No me quiero ni imaginar si hubiese tenido que levantarme e incorporarme cada vez que tenía que atenderle (con lo que me costaba mover un pelo después de la cesárea). Yo rodaba para desplazarme por la cama mientras con una mano me sujetaba la tripa blandiblú. Teniéndole cerquita era tan solo acercarme/rodar y sacar la teta.cuna-de-colecho-7656-mla5260713495_102013-o

Él siempre estaba en su cuna y nosotros en la cama (salvo las tomas, en las que lo podía meter con nosotros el tiempo que estuviese mamando y lo devolvía después a la cuna). Así fue hasta los casi seis meses, que ya era más grande y a mí el cuerpo me pedía tenerle a mi lado (pero pegado). Entonces le dejé dormir con nosotros y la cuna pasó a ser un rincón para almacenar cojines y trastos varios.

Muchas veces él se acercaba y cogía la teta sin despertarme. Eso es de agradecer porque de dormir a saltos cada hora y pico o dos horas, a dormir a tramos de 3 ó incluso 4 maravillosas horas, era una diferencia abismal.

No todo era perfecto y nos tocó pasar, como a todos imagino, las crisis de crecimiento, los desvelos, los famosos “cólicos”, cacas de madrugada… en fin, lo normal en un bebé.a16257ff6b2de27d835cf0d38535d8c9

A partir del año, año y medio empezó a dormir mejor (más tiempo seguido). Las tomas nocturnas podían ser sólo 2 ó 3. Así que en la cuna, hasta que pedía, podría estar bastante tiempo. Hasta que hemos llegado a un punto, con dos años y cuatro meses, en el que (cruzando dedos de mano y pies) puedo decir (con la boca pequeña) que ya duerme del tirón (casi siempre). Si le acuesto a las 12 en la cuna, puede estar hasta las 7/8 de la mañana. Yeah!

Como veis nuestro colecho ha pasado fases de compartir o no la cama. Pero siempre hemos estado uno al lado del otro en la misma habitación. Por el momento, seguimos así. No es un tema que me preocupe. Ya querrá irse a su habitación. Ni su padre ni yo sentimos que la pareja se resienta o que no tengamos intimidad. A ver, indudablemente (se coleche o no), algo de intimidad y tiempo juntos se pierde. A nosotros no nos supone problema alguno compartir habitación con el pichón. Los ratitos de intimidad se pueden tener en otras partes de la casa.

Esto ya son cuestiones personales. Cada pareja valorará lo que más necesite.

En mi opinión, y con mi experiencia, compartir habitación/cama con tu hijo no te roba vida en pareja. Las cosas con un hijo cambian, pero por dormir juntos no te va a robar la vida. Al menos en nuestra casa es así. Entiendo que mi marido y una servidora llevamos juntos media vida y esa “pasión arrolladora” (o como queráis llamarlo) está un tanto apaciguada. No es lo mismo llevar juntos 3 años que 15. En nuestra vida en común las prioridades ya son otras. ¿Entendéis a lo que me refiero? Espero que sí.

lovecolechoEn cuanto a que durante cuánto tiempo estaremos compartiendo habitación, la verdad, que no tenemos ni idea. Si a mí me gusta dormir con la persona a la que quiero, siendo adulta, imagino que a un niño también le gustará estar con las personas a quienes más quiere. Cuando llegue el momento de que el pichón vaya a su dormitorio por las noches, pues llegó. Él tiene su dormitorio más que preparado. Tiene su cama, su mesita, su librería, sus juguetes, su ropa… Sólo falta que cuando esté listo, vaya por sí solo.

No voy a dejar una lista de beneficios del colecho, que por cierto son unos cuantos. Ni voy a intentar convencer a nadie de que esto es lo que hay que hacer, ni aseguraré que es lo mejor del mundo. Esto depende de lo que tú quieras, tus necesidades, tus prioridades… Lo único que hay que tener es un par de dedos de frente y guardar un mínimo de seguridad a la hora de compartir cama con un bebé.

Para nosotros es lo mejor y, haciendo oídos sordos a opinólogos chachi-guays, vamos a seguir haciéndolo. Es la manera en que las cosas nos funcionan bien y estamos contentos así.

Anuncios

26 comentarios en “Colechar

  1. Pues yo estoy en contra del colecho pero llevamos 15 días que a media noche acaba en nuestra cama porque con esto de los dientes lo está pasando mal el pobre…. Pero vamos que en cuanto pase esta fase dormirá de nuevo en su cuna. La verdad que a mí no me gusta el colecho porque no descanso con las vueltas que dan y porque soy de dormir hecha un ocho con Juli, desde hace 9 años ya, y son mis momentos para conectar en pareja( no estoy hablando de .. Ya sabes) , jeje.
    Por otro lado sobre los beneficios que dice tener en mi opinión es más sobre la comodidad para la mamá a la hora de dar el pecho que otra cosa… Pero respeto 100% los padres que lo practican de mutuo acuerdo porque les gusta y nunca se me ocurriría decir nada a nadie al respecto, cada padre sabe lo que es mejor para su bebé y su familia en general, además estas conversaciones siempre acaban mal….. Jeje. Por cierto yo estuvo mirando para comprar una cuna así pero terminamos cogiendo un Moisés con un cocoona baby(colchón para recién nacido) que me gustó muchísimo.. Un beso!!

    Me gusta

    • Ay, BabyEnzo está en plena batalla con los dientes… Pobre. A ver si terminan ya el martirio.

      Los beneficios son más que la comodidad para la madre, en mi opinión y con mi experiencia. Eso de que el niño se agarre solo al pecho, tome y suelte sin despertarse, sin despertar al papá y mí casi tampoco (me despierto porque le siento, pero sigo durmiendo tan pichi), no tiene precio. Pero cómodo para mí (en cuanto a posturas para dormir) tampoco es que sea la repera porque a veces se me han dormido los brazos, o me duele la cadera de estar en la misma postura mucho rato sin poder moverme (por estar dando el pecho)… Creo que el que más cómodo está es el peque y después el papá que duerme del tirón fantásticamente (ya quisiera yo, ya).

      ¿Un cocoona baby es un colchón en el que los bebés quedan como “encajaditos” (no sé explicarlo mejor) que es como un nido? Los vi pero me parecieron caros y teniendo la cuna de colecho, ya no le veía mucho sentido. Si es lo que yo pienso, me parecen geniales y que los bebés quedan muy “recogidos”.

      Un abrazo!

      Me gusta

      • Si es ese colchón que simula la posición del vientre materno mientras duermen, carito es! A mí me lo pasó una amiga y ahí estuvo hasta los 6 meses, creo cólicos y dormía toda la noche del tirón, se despertaba a las 6AM para su toma y dormía otras dos horitas… Me gusto mucho, pero nunca lo hubiese comprado porque con el precio se pasan la verdad!! Un beso

        Me gusta

  2. Pegotito ya cumplió 2 años y seguimos compartiendo habitación y cama la mayoría de las noches. Últimamente no quiere dormir en la cuna.
    Ya tiene su habitación con su cama preparada pero, nos da como miedo dar el paso. Miedo porque ahora dormimos de maravilla en comparación con el principio e intuyo que las cosas no serán fáciles. Estamos atravesando una etapa de amor inconmesurable por mamá y no creo que quiera separarse. En fin, ya habrá tiempo… Aunque el papi se impacienta 😉

    Me gusta

    • Pues igual casi que nosotros. Mi pichón desde que duerme del tirón, aguanta toda la noche en su cuna y tan ricamente todos. También tiene su dormitorio preparado y él decidirá cuándo quiere irse. Por suerte, ni mi marido ni yo sentimos que debamos “meterle prisa” o convencerle para que se vaya. No nos supone molestia alguna. Total, si estamos durmiendo, qué molestia es esa? Jijiji.
      Sinceramente, creo que si se van por su propio pie no supone ningún “drama” para ellos. Seguro que hasta se sienten orgullosos de dar el paso de “independizarse”.

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. yo ni a favor ni en contra, hago lo que necesite para dormir un poco siempre…me explico,la mayor, Vera siempre durmió en su cuna junto a mi cama, en el mismo cuarto no pegada, mi esposito se despertaba la cargaba y me la daba para darle el pecho todas las veces que fuera necesario (un sol verdad?) pero llegó un día que no quería más la cuna…y quería dormir con nosotros así que para no aguantar tanto llanto la dejábamos hasta que se dormía y de ahí a la cuna…así hasta hace poco? cuando cumplió 4 años ya dejó de dormir tanto con nosotros (a veces aparece en la madrugada por alguna pesadilla), claro porque también llegó su hermano 🙂 el igual pecho/leche y a su cuna, el si no ha querido compartir la cama con nosotros…cosas de cada niño no? y ahora la peque más peque tuvo su mioses junto a mi cama y ahora con 6 meses su cuna, pecho/leche y a su cuna a no ser que me quede dormida y se queda de polizonte 😉 …siempre los recibimos en nuestra cama cuando lo necesitan, pesadillas, enfermedad, si quieren cariño extra por lo que sea…claro hay días que duermo pésimo, y hay que regresarlos a sus camas en cuanto se puede, así colechamos con ellos a medias, más por necesidad que por convicción, lo más importante es que ellos estén bien y podamos descansar, porque no es lo mismo dormir con un bebe de 1 año que con una niña de 4 que empuja y te quita la cama y no te deja arroparte :/

    Me gusta

  4. Jejejeje, esta es una de mis principales Dudas Primerizas aún no resueltas, ya sabes. Y me parece a mi que hasta que la Habichuela no esté aquí solo voy a poder fabular acerca de este tema. Eso si, informarme me estoy informando, por aquello de que luego no me pille en bragas ^_^. Y voy observando a mi entorno alrededor y aprendiendo las cosillas que veo que parecen funcionar para luego ponerlas en práctica.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    • Sí, cuando la Habichuela esté aquí ya iréis viendo lo que os va mejor. Por lo menos, con mi pichón nos funcionaba dormir juntos, siestas pegaditos cual lapas… era cogerle y dormirse, quedarse tranquilito (eso cuando era bebé-bebé). Ahora sólo colechamos las (raras) veces que se despierta a tomar teta de madrugada.

      Un abrazo!

      Me gusta

  5. A mi tampoco me atraía mucho la idea del colecho, pero cuando me tuve que incorporar al trabajo me salvó la vida. Si me desvelo a media noche, muchas veces ya no consigo volver a dormirme y aunque siempre me despierto cuando toma pecho, me era más fácil volver a dormirme. No me imagino todas las noches cogiéndola y dejándola en su cuna.
    El papi también disfruta del colecho y tampoco estaba muy dispuesto, dice que hay que aprovechar, ahora que la nena quiere, algún día, como dices, se marchará. Eso sí, el papi se lleva siempre las mejores patadas el pobre. Un abrazo.

    Me gusta

  6. A mí de entrada tampoco me gusta mucho, me ha costado bastante acostumbrarme dormir con mi marido y aún hay noches que me da la cara con tanto cambio de postura-ruido-tiro de la ropa. Como para pensar en un habitante más!! Pero por contra soy muy dormilona h lo veo ventajoso. La duda que siempre he tenido es: si me tengo que levantar igual para cambiarle, qué ventaja me supone? Besos!

    Me gusta

    • Te entiendo… Creo que estas dudas se van despejando sobre la marcha. En esto de la maternidad no hay nada “fijo” y cada mamá lo hace como mejor le va cuadrando. Yo hago tantas cosas que ni me imaginaba… jjjj

      Besos!

      Me gusta

  7. A nosotras colechar, además de lo gustoso que es, nos ha permitido dormir a todos. De vez en cuando te despierta una patada, o acabas durmiendo en el mismísimo borde de la cama, pero quitando esos pequeños inconvenientes, es lo mejor. ¡Que viva el cohecho!

    Me gusta

  8. A mi eso de compartir cama con el bichillo que te da patadas en la cara y eso… pufff me deja baldada. Es mucho más cómodo darle la teta en la cama y que nadie se desvele pero es que luego me da un dolor de cuerpo. Nosotros, ya sabes, la mayor parte de la noche en su cuna a mi lado pegadita y cuando se despierta sobre las 7 o las 8 a la cama con mami que algo más de espacio tenemos. Ojalá me resultase cómodo para el cuerpo porque la verdad que me parece muy tierno!! Pero luego me pasa factura!! 😦 Besote!

    Me gusta

  9. Yo quiero semicolechar. XD No, en serio, planeo lo mismo que tu. En mi caso la cama es de 1,30 y entre mi pareja y yo ya no cabe nada mas, para colmo en la casa nueva nos encontramos con que mi cuñado se ha agenciado casi todo el terreno y tenemos dos mini habitaciones de nada así que veremos si cabe la cuna ¬¬ Si, tenemos una hermosa habitación preciosa con la pega de que es el paso a las golfas compartidas donde ya tienen planes y claro, como que entre la peña en mi cuarto no me va mucho tu pero oye aun soy desagradecida porque el señorito soltero tiene un super duplex y nosotras un trozito. EN fin….cosas de compartir con la familia pero de una forma o otra el colecho no me lo quitan ya me han jodido la ilusion de comprar una cama mas grande T_T

    Me gusta

    • Ay… el mundo de los “cuñaaaaos” es un tema aparte.
      Imagino que ya quedará menos para que os podáis mudar. Una cama de 1,30 va bien, justita pero bien. Puede que las 3 quedéis apretadillas, pero poniendo una cuna pegada ganáis algo de espacio jjj. Ya iréis viendo. Seguro que encontráis la manera de encajar bien.

      Abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  10. Me tooooo!!!
    Yo tampoco me lo había planteado, los primeros meses dormía en su moisés. Pero una vez lo hube metido en la cama..el papa y yo nos viciamos. Total, que no queríamos sacarlo ninguno de los dos jaja. AHora tiene una camita al lado de la nuestra y el va y viene cuando le da la gana de excursión.
    A los que me dicen que eso no me deja intimidad con la pareja les respondo: Hijo, que poca imaginación! ni que solo se pueda intimar en la cama y de noche coño.

    Me gusta

  11. Yo no practico el colecho de forma habitual, pero no tengo problema en meterle en la cama si por lo que sea un día pide más pecho o si está con los dientes, o cuando era verano que se despertaba a la teta cada dos por tres…yo creo que esto es una ecuación entre descanso y comodidad. Pequeño G es trasnochador y nos cuesta que se vaya a dormir, pero en cuanto se duerme no tienes ningún problema hasta por la mañana. Si se despierta a la teta (casi siempre 1 vez sólo) es estando dormido, come y sigue durmiendo. En su cuna descansa bien y nosotros también porque cuando duerme con nosotros, no sé qué pasa pero se acaba pegando a mí, con lo que amanecemos los dos en un ladito de la cama y Papá G bien tranquilito en todoooo el resto…así que yo no descanso nada (además del pánico que me da aplastarle que me hace despertarme cada ratito).

    Por la intimidad no es, porque es lo que tú dices, el niño en su cuna que está a un palmo de mi lado de la cama tampoco es que de una intimidad del copón…jajaj Al final, si quieres, encuentras el momento (ya no es por la noche, en tu cama, romántico perdido, pero bueno…c’est la vie!)

    Besitos!

    Me gusta

    • A mi pichón lo mismo le da, que le da lo mismo, pegarse a mí o a su padre cual lapa. Menos mal que por lo menos vamos alternando, aunque ahora que ha llegado el frío se agracede porque da calorcito jjj.
      De todas formas, como ahora duerme del tirón toda la noche, ni se mueve de su cuna la mayoría de las noches y dormimos fantásticamente ;). Solo se viene a la cama por la mañana a por su chupito de teta pre-desayuno.

      Besos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s