Nuestras NO-Vacaciones

Por los blogs en que me muevo veo que muchas contáis vuestras vacaciones. Entiéndase por vacaciones salir de casa unos días. En ese sentido de la palabra, lo nuestro han sido unas no-vacaciones.

Me gusta leer cómo os lo habéis pasado, qué habéis hecho y cómo ha sido la experiencia de viajar con peques.

Viajar con el pichón aún me da mucho “respeto”. Me da cosita que se angustie en el coche si estamos mucho tiempo en carretera. Suele aguantar como 30/40 Km. (media hora, 40 min.) y se pone a revolverse en la silla. Se cansa. Normal, si yo también me canso.

Otro motivo por el que no nos decidimos a salir de casa unos días es por “descuadrar” mucho los horarios del niño. En este aspecto, lo admito, soy un poco Rottenmeier. Lo sé. Toda cuadriculada. El papá es mil veces más flexible (me pregunto si será porque él no le duerme ya nunca y la que se encarga de eso es una servidora… mejor dicho, mi pecho jjj).

20140111-004658De por sí, pichón es un niño trasnochador. Lo que me faltaba era que lleguen las mil y monas y que no quiera dormir. Normalmente se duerme sobre las 12 de la noche. Imaginad si le da por cambiarle un pelín la siesta…. La noche es un festival: él a tope y mis ojeras también. Ha habido días en que ha variado la siesta y nos han dado la 1 y pico de la mañana. Lo “divertido” es que a las 8.30/9 está en pie. Y una, que es así de sensible también, cual princesa y el guisante, se resiente por no dormir. Tened en cuenta que aún hace un par de tomas durante la noche (eso en noches “guay”), lo que implica que yo me despierto. Duermo tramos de 2/3 horas alternados con tramos de desvelo y posturas imposibles (brazo arriba, espalda ladeada…) mientras el pichón mama (pueden ser 5 minutos, o puede ser hasta una hora). Así que irme de vacaciones y dormir en ese plan, no lo veo. Eso contando con que el niño no se extrañe de dormir en otra cama/sitio. Ah, y siendo exigente querría una cama King size porque ya puestos, quiero/queremos estar cómoda/os, jiji.

Si fuese menos cuadriculada, sensible y exigente… Si fuese más relajada, tranquila e improvisada, quizá sí hubiésemos viajado. Porque no hay nada malo en ello y porque se puede viajar con niños. Es sólo que no siento que ha llegado el momento.

Otro punto, menos preocupante, es la comida. Nos hemos pegado un verano en el que el pichón ha estado tiquismiquis a la hora de comer. Por suerte, ha vuelto a su ser (¿sería por el calor?). No imagino estar 4 ó 5 días con rabietas históricas con cada plato que pusiese en la mesa. Porque en casa lo sobrellevas con paciencia, pero si estás por ahí y comes fuera, ya te pones de los nervios (la gente te mira mal, te da cosa entrar a algunos sitios, miras y remiras menús sabiendo que con este va a gritar más o menos…). 4 rabietas (desayuno, almuerzo, merienda y cena) diarias se sobrellevan mejor en casa que fuera, creedme.

Bueno, me centro. A lo que iba: por todo esto, y por pereza general, al final no hemos salido de vacaciones a ningún sitio. Peeero hay otras alternativas. Hemos estado intentando ver cosas nuevas con el pichón. Vivimos en la costa, en plena zona turística, por lo que hay algunas opciones interesantes.

Hemos ido a un zoo que tenemos relativamente cerca y nos hemos hecho un pase anual para ir cualquier día. Los días en que no sabíamos qué hacer, nos hemos ido al zoo a pasar la tarde. Pichón disfruta corriendo de un lado a otro y señalando animales.

tigre-sumatraHemos visitado parques molones que nos pillan un poco a trasmano pero que son enormes. En comparación con los que tenemos por el barrio, es como ir al Central Park. También tienen animales, zona de juegos, lagos, fuentes grandes, miradores, estanques… Papá se llevaba la pelota y a jugar se ha dicho.

parque-paloma-vista-aereaAh! Y pichón se ha montado por primera vez en un carrusel. Lo gracioso es que a él no le mola montarse en un caballito. Él siempre, sieeempre elige montarse en una jirafa de la fila interior que ni sube ni baja. Cualquiera le convence de montarse en otra cosa. Lo tiene claro y se sujeta bien a su querida jirafa.

JIrafaHemos ido a un delfinario. Era pequeñito y hacía calor de morirse, pero en la zona de los pingüinos se estaba fresquito, jijiji. También fuimos a un parque-acuario con muchos peces, medusas, cangrejos, estrellas de mar… Pichón quería tocarlos todos y se conformaba con darle toquecitos a los cristales.

sea-life-1Hemos ido a museos. Esto me ha hecho especial ilusión porque me encaaaanta la pintura y poder ver a mi pichón mirando un Chagall, qué queréis que os diga, a mí me emociona. Fue su primera vez en una pinacoteca y se portó de diez. Había una zona para niños, en plan interactiva, pero no le dejaron jugar porque había piezas metálicas. Ahí se enfadó y lloró bastante. El disgusto se le pasó en la tienda, jjjj. Se lo quería llevar todo, igual que sus padres ;P

ChagallTambién fuimos a un museo arqueológico donde nos hizo gracia ver figurillas precolombinas de mujeres dando el pecho y porteando a sus bebés. Pichón las señalaba y las miraba con curiosidad, jiji.

Museo_ArqueoEstuvimos en una exposición en un museo pequeñito de un pueblo de aquí al lado. Exhibían cosas (muebles, objetos, libros…) de los años ochenta. Era pequeño pero estuvo bien recordar y ver cosas del año de la polca.

Hemos estado yendo de paseo a pueblitos cercanos. En un par de ellos nos encontramos mercadillos “medievales”. Había muchas cosas chulas y comida buena. En uno nos compramos un pedazo de queso gigante que nos ha durado menos y nada. Pichón se lo iba comiendo a bocados por la calle. Somos muy ratones en esta casa. En otro pueblito hubo una fiesta que consiste en que por la noche apagan las luces del alumbrado público y llenan las calles de velas. Van repartiendo velas (encendidas) para que tú mismo vayas encendiendo las que te vas encontrando por las aceras. Pichón iba con su vela, pero en vez de encender las del suelo, las iba apagando jajajaja.

luna-mora1Viviendo en la costa, sí, hemos ido a la playa. Muy poco, pero hemos ido. La tenemos aquí todo el año y cuando menos nos gusta es en verano. Está saturada y no nos hace gracia estar rodeados muy de cerca. Ni que decir tiene que elegimos días entre semana y horas “tontas” para ir. Como por ejemplo un lunes a las 7 de la tarde, en vez de ir un domingo a las 5. EnLaPlaya2Una recomendación genial es ir a la playa de noche. Es, a mi parecer, cuando mejor se está. Hay poquísima gente (haberla, hayla), la arena no quema, hay sitio de sobra, si quieres ir al agua nadie te salpica, no hace calor de la muerte, el cielo es una maravilla… Hemos ido así como a final de la tarde y después a cenar al chiringuito viendo la puesta de sol. Otra vez fuimos una noche que había una súper luna llena y el espectáculo de colores al anochecer no tenía precio.

PlayaAtardecerTambién hemos hecho de anfitriones para unos amigos que vinieron de fuera de España. Tienen un peque de la misma edad que el pichón (se llevan días). Nos conocimos por internet, en un foro. Ha estado bien la experiencia de conocernos “in person”. Porque, conocernos, casi nos conocemos “de toda la vida”. Y es que nos “encontramos” cuando estábamos embarazadas. Fuimos de ruta de parques y sitios chulos. Nos asomamos a una estupa budista que hay por la zona, paseamos por pueblecitos, fuimos a la playa (de noche), cenamos en sitios un tanto “exóticos”. A nuestros niños les pirran los fideos chinos jajajaa. Es genial estar con mamás con las que conectas y que tengan peques de la edad del tuyo. La pena es cuando se van… Ainsss…

stupa-bEn estos meses de verano también hemos ido con nuestros sobrinos por ahí. Hemos ido al zoo, de parque, a cenar… Como les vemos poquito, hay que aprovechar que tienen ellos sus vacaciones. He estado rodeada de chicos, jiji. Todo son niños. Curiosamente, en nuestras familias, las “nuevas generaciones”, todos son niños.

batteryPara no haber salido fuera, no hemos parado :). Parece que si no te vas, no estás de vacaciones. En vez de gastarnos el dinero en viajar, lo hemos invertido en cenas, comidas, atracciones, parques temáticos… No ha estado nada mal. Aunque cuando veo aviones por el cielo, me dan ganas de subirme a uno, jijiji. Ya llegará el momento. Mientras a disfrutar de lo que tenemos cerca. Parece que no, pero sí que hay muchas cosas bonitas que hacer y ver en nuestro entorno.

Anuncios

20 comentarios en “Nuestras NO-Vacaciones

  1. No habrás cogido el avión pero tus no-vacaciones han sido estupendas!! Nosotros este año nos quedamos por aquí que el futuro papá no tiene sus vacaciones hasta Octubre-Noviembre y yo a esas alturas de embarazo como que no me atrevo a irme a ningún sitio, así que aprovecharemos para preparar lo que quede en casa para el bebé y el año que viene tampoco creo que nos vayamos porque el churumbel tendrá menos de un añito y como que lo veo muy pronto…así que toca disfrutar de las cosas que tenemos cerca que también es bonito y divertido ponerte a redescubrir el lugar donde vives…a veces se nos pasan inadvertidas cosas por el simple hecho de vivir a 5minutos.
    Un beso!!

    Me gusta

    • No han estado mal del todo.
      Viajar embarazada es otra cosa que me daba mucho respeto. Sólo hicimos una escapada por aquí cerca y fue un fin de semana largo cuando estaba como de 5 ó 6 meses. Además, antes había estado mirando hospitales por la zona por si pasaba cualquier cosa (hasta ahí llega mi paranoia).

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí 🙂

      Me gusta

  2. Puff con lo codiciadas q son las horas de sueño entiendo tus reparos pero yo iría probando a poquitos por ejemplo pasando una noche fuera los tres a algún pueblecito mono cerca de vuestra casa y ver que tal se OS da! A lo mejor Pichón OS sorprende!! De todos modos siempre hay tiempo de viajar y con los nenes pequeños es el momento ideal para redescubrir nuestra zona así q ha sido un buen verano tb! Lo importante es no parar!! Un besote!!

    Me gusta

    • Ese es el plan: probar de a poquitos, pero ya lo dejamos para más adelante. A ver si empieza a dormir más horas seguidas porque es un pelín agotador descansar a trozos. Lo que me faltaba era que se me desvelara por sentirse “raro” en un lugar desconocido. No-more-desvelos, pliiiis.
      Poco a poco.

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Pues para no haber tenido vacas lo habéis pasado genial. 🙂
    Lo importante es que salgáis cuando creáis que ha llegado el momento, porque si no, no disfrutaréis.
    Necesitarás flexibilizar y relativizar en muchas cosas, pero sin perder demasiado las costumbres. Ellos agradecen el salir de la rutina pero tb necesitan sentirse como en casa.
    Nosotros cuando vamos de vacas alquilamos una casa o apartamento. Así Pegotito puede moverse y podemos hacer la mayoría de comidas en casa. Aunque se agradece también el comer fuera de vez en cuando 😉

    Me gusta

    • Ese es el tema, que no voy a poder disfrutarlas porque me voy a agobiar, seguramente. Me sale ser estricta con el tema de horarios porque teniendo un niño que duerme a saltos, lo que menos me apetece es que un día se duerma a las 12 de la noche y otro a las 2 de la mañana… o que otro no quiera dormir siesta y a las 7 se desplome de sueño para despertar en plan “a tope” a las 11 de la noche… No-por-favor!

      Comer fuera es genial porque no tienes que cocinar/fregar jijiji. Nosotros hemos salido bastante a cenar fuera este verano. A veces el pichón ha comido bien y otras, directamente, no ha comido. Para un día suelto, una vez al día, que no coma, no me preocupa. Pero estando fuera, que no quiera comer (con su correspondiente pataleta) un día tras otro, una y otra vez en el día, no me hace gracia. Los dos años han entrado con fuerza XD

      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    • Para las siguientes vacaciones seguro que os podéis organizar algo chulo.
      Tampoco hace falta irse fuera para disfrutarlas. Hay tantas cosas cerca que ver. Y viviendo en una ciudad como Madrid, tenéis muchísimas cosas chulas.

      Un abrazo!

      Me gusta

      • Jope… Para que luego hablen de conciliación familiar. Es casi una utopía. Cuando veo cómo está el tema en otros países europeos (tipo Suecia) me da una envidia mala. Y cuando veo que hay países en los que se está peor, me dan escalofríos.
        A ver si le dan ya unos días para estar los tres juntos, leñe!

        Me gusta

  4. Menudas ‘NO-vacaciones’!!!

    Yo a ver como me lo monto porque mi mozo se pone tonto (por no decir otra palabra) cuando llega el momento vacacional si no nos vamos por ahí. Este agosto lo he pasado muy mal, con el calor, el reposo absoluto y el mozo haciendo mohínes y quejándose porque no podíamos irnos. ¡Menos mal que me dieron el alta! Si no, le mando bien lejos a él solo con su hiperactividad!!!!

    Así que espero que el churumbel me salga tranquilo o por cosas de la vida, se dedique a agotar a su padre y me lo tenga desfogadito cuando llegue el momento de las vacaciones, jiji. Esa opción también me sirve ^_^.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    • Jajaja, esperemos que el churumbel le dé marcha al papi. Pondría la mano en el fuego por eso, porque un bebé es un no-parar.

      Las vacaciones de este año, para vosotros, han sido un tanto especiales por las circunstancias, pero las siguientes os las organizáis bien y listo. Si no, pues os apañáis una NO-vacaciones de este estilo, que por los allí hay muchas cosas chulas.

      Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s