Mamamorfosis – Carolina

Gracias a Aguamarina pude contactar con algunas de las mamás que han participado en Mamamorfosis, las 200 caras de la luna. Le pedí que me pusiera en contacto con alguna mamá que haya pasado por lo mismo que yo. Así fue como encontré a Carolina, una mamá a la que también le programaron una cesárea y por el mismo motivo que a mí. Quise que me contara algunas cositas en relación a su parto y su participación en el proyecto. Le lancé algunas preguntas y aquí os dejo con las respuestas que me dio.

Mamamorfosis_¿Desde cuándo eres mamá? 19 mesitos. Desde el momento en que tuve a Lorenzo entre mis brazos. Durante el embarazo no me sentía “mamá”

¿Por qué te programaron una cesárea? ¿Cuándo supiste, en qué semana, que tu hijo nacería así? El nene venía de nalgas. Intentamos moxibustión y versión cefálica externa sin éxito (y esta última con desaceleración cardíaca, así que ya no planteamos valorar posibilidad de parto, ya que aunque en algunos sitios sí es posible hacerlo, con la posibilidad de sufrimiento fetal tras la desaceleración, lo descartamos). Realmente “saber” que sería cesárea fue unas dos semanas antes, en la semana 37 y pico, porque además en esa fecha nos recalcularon fecha prevista de parto y todo se adelantó.

¿Os dejaron (a los padres) poder llegar a un acuerdo sobre la fecha de nacimiento de vuestro hijo, o fue una fecha innegociable que eligió el ginecólogo? Fue lo más cerca posible de la fecha prevista de parto, en la 39+4. Lo intentaron ajustar al máximo a la fecha prevista de parto pero intentando evitar que nos pusiésemos de parto, ya que en ese caso cabría la posibilidad de que no fuese la cesárea respetada que deseábamos y tuviese que ser de urgencias. Además el día que habíamos quedado para la cesárea había en curso muchos partos así que nos dijeron que si queríamos dejarlo para el día siguiente para poder tener la cesárea respetada que deseábamos -con tanta gente no podríamos estar en la misma habitación con El Niño porque las habitaciones estaban llenas- así que nos volvimos a terminar unas gestiones y disfrutar de la Navidad por las calles de Madrid.

¿No se te hizo raro saber de antemano cuándo nacería tu hijo? Realmente no. Una vez que asumí que sería cesárea hasta nos facilitaron las cosas, ya que eran los días de Navidad, yo los iba a pasar en Salamanca con mi familia pero quería dar a luz en Torrejón de Ardoz, así que si me ponía de parto en esos días y la cosa iba rápido cabía la posibilidad de no poder llegar hasta Torrejón o tener que entrar a otro hospital de camino o tener complicaciones en el camino, o tener que pasar los días de Navidad en Madrid en vez de con la familia. Así que al final fue hasta positivo. También he de decir que si no hubiese sido cesárea programada habría adaptado las cosas de otra manera. Habría preferido un parto natural? Bueno, pues estaba preparada para ello, y en teoría un parto es para el niño mejor que una cesárea pero en este caso no, así que para adelante con la cesárea

¿Cómo esperabas que fuese tu parto? ¿Te lo habías imaginado de otra manera antes de saber que tendrías una cesárea? No me lo había imaginado, pero lo que sí que quería es que fuese un parto respetado en el que pudiese estar a gusto y dejar al cuerpo fluir sin intromisiones externas y desafortunadas. Por eso elegí el hospital de Torrejón. Ahí estaba segura de que no tendría que estar preocupándome de que se cumpliesen las recomendaciones de atención a un parto normal, y podría dejarme fluir. Y ya que el parto fuese como fuese. Pero con medidas para poder estar a gusto y controlar el dolor.

Al ser una cesárea, todavía más nos decidimos por Torrejón ya que aquí podría ser una cesárea respetada, sin separación en ningún momento de mamá y bebé. Todo sería igual que en un parto natural y respetado -excepto el proceso del parto-.¿Cómo te sentiste durante el parto? Pues muy bien. Trato respetuoso. Además como soy enfermera conocía el quirófano y no me impresionó. Y mi marido estuvo todo el rato conmigo dentro de quirófano. El ratito de la anestesia, un poco de mareo, y después abrir, el niño sobre mí y ya sin separarnos de ahí en adelante.

¿Sentiste en aquel momento que deberías hacer algo para cambiarlo? Y después de que pasara el parto ¿sentiste que podrían haberte dado otras alternativas? Lo único que creo que podría haber hablado con las ginecólogas que no hice es si se podía haber hecho también en la cesárea un corte tardío de cordón. No había mirado previamente esa posibilidad ya que dado que lo íbamos a tener en Torrejón iba con la seguridad de que iban a seguir las últimas recomendaciones.

En cuanto a que no fuese cesárea, habíamos intentado lo que la OMS recomendaba: moxibustión y versión cefálica externa. La desaceleración cardíaca en este último procedimiento nos llevó a descartar valorar posibilidades de intentar parto de nalgas.

¿Pudisteis hacer tú o tu pareja piel con piel con vuestro bebé? Sííí!!! Desde el momento en que lo sacaron, lo pusieron sobre mi pecho y los siguientes tres días estuvo o sobre mi pecho o sobre el de su padre, siempre pegadito a nosotros incluso para dormir.

¿Cómo fue vuestra lactancia? Con dificultades al principio. No se terminaba de enganchar bien. En el hospital nos dieron la posibilidad de quedarnos un día más para afianzar la lactancia. La ayuda de los profesionales del hospital fue clave para poder dar el pecho y ya en casa el libro Un regalo para toda la vida nos ayudó muchísimo para superar las dificultades de succión y la ingurgitación.

¿Pudiste dar pecho? Pude y aún puedo!

¿Por qué te decidiste a participar en el proyecto Mamamorfosis? Porque Lorenzo es del mundo y había que compartir lo felices que somos haciendo una crianza consciente y respetuosa. Y lo fácil que es todo!!!

¿Te ha servido/ayudado de/en algo? Realmente ya había reflexionado sobre ello pero volver a escribirlo y recordarlo es algo que me gusta.

¿Hay algo que quieras decirle a otras mamás a las que le programen una cesárea? Que busquen un sitio en que puedan hacer una cesárea respetada y que además puedan estar seguras de que el programar la cesárea es necesario y lo más cercano a la fecha prevista de parto. Pero sobre todo eso, que les den la posibilidad de estar con toda normalidad con El Niño sin separaciones innecesarias.


¿Qué os ha parecido? ¿Notáis las mil diferencias entre su parto y el mío? Qué importante es informarse bien sobre el hospital al que irás a dar a luz y sus protocolos. Envidio mucho (sin maldad, eh!) lo bien que fue la cesárea de Carolina. Ojalá todas los partos por cesárea, al menos las programadas, fuesen así de respetuosos con los papás y el bebé.

Desde aquí, de nuevo, muchas gracias a Carolina por dejarse entrevistar y compartir su experiencia en mi blog.

Sigo contando los días para que salga el libro… Tic, tac, tic, tac… ya queda menos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s