Intentar pasar página

Después del parto, pasados los primeros meses, aún seguía con dudas sobre muchas cosas que pasaron en el hospital. Me daba la impresión de que no sabía todo lo que debía saber. No me preguntéis por qué. Era una sensación. Animada por unas amigas y buscando información en la web de EPEN, me decidí a pedir el historial médico del nacimiento de mi hijo. Estuve dudando si hacerlo o no porque sólo de pensar que pichón hubiese pasado por algo y yo no lo hubiese podido evitar/cambiar, me iba a sentir muy triste y culpable (aunque sé que no debo sentir culpa).

El proceso es sencillo y os animo a todas a que lo hagáis si sentís que hay algo que no os quedó claro. Tardé un año en mandar aquella carta al hospital exigiendo mi historial. En el momento de entregar la carta en correos, estaba nerviosa. Ni os cuento cuando recibí una llamada del hospital en pocos días (3 ó 4). Se me secó la boca. Me temblaba el pulso. La llamada era para decirme que podía pasarme a recoger los papeles, que fuese con el d.n.i. y me daban toda la documentación.

Al día siguiente estaba en el mostrador con dos carpetones llenos de folios impresos. Firmé un papel donde ponía que me llevaba una copia de los historiales de mi hijo y mío, miraron mi d.n.i y me fui de allí con el corazón acelerado. Sí. Encontré cosas que nunca me habían contado. Estaba todo detallado. Tanto mío como del niño.

Para empezar vi su puntuación en el test de APGAR, del que nunca nos informaron. Un 6 (minuto 1), 9 (minuto 5),10 (minuto 10). Necesitó reanimación tipo III (cuando el recién nacido no es capaz de respirar bien sin la ayuda de la mascarilla, necesita un tubo por el que meter aire en sus pulmones). También tuvieron que usar un aparato llamado “neopuff”. Tenía un considerable distrés respiratorio. Papá sí le vio respirar “a saltos” cuando entró a verle al nido, y eso que cuando le dejaron ver al niño, ya había mejorado tanto el aspecto como la respiración aunque tenía “quejidos”. La descripción de mi hijo cuando nació es terrible.

historial

Pasó la noche solo en una incubadora. Llorando. Le estuvieron dando biberón cada dos horas. Le hicieron un lavado gástrico. Para colmo pone que estaba “irritable” y que no durmió ni dos horas seguidas. En los vídeos que grababa papá, estando pichón en la incubadora, se le ve respirar mal. No puedo verlos porque se me rompe el alma. Escribiendo esto se me pone hasta mal cuerpo. Pensar en la mierda de recibimiento que tuvo, en la manera tan violenta en que le hicieron nacer, en el estrés que pasaría aquella larga noche… Y yo en la habitación de al lado, totalmente ignorante, con mi instinto robado, agilipollada perdida…

Lo que daría por volver atrás y haberme arrastrado a su lado, o haber exigido que me lo trajeran, o haber exigido que dejaran que papá le cogiera en brazos para hacer el piel con piel.

Encima me decían que estaba bien. Vamos a ver, no estaba grave, no era nada del otro mundo -a miles de niños les pasa lo mismo o peor-, pero bien, bien no estaba. Pichón tuvo estridores durante bastante tiempo (un mes o así). Cada vez que comía hacía unos ruidos considerables. De esto no nos dijeron nada (todo estaba bien según ellos). Es algo que nos explicó su pediatra después, porque le preguntamos. Nos extrañaba que hiciese esos ruidos.

En el hospital nos mintieron. No nos informaron bien. No nos dijeron si había hecho meconio, ni cuántos biberones le metieron o con qué frecuencia, o con qué cantidad de leche de fórmula, si lloraba mucho o poco… NADA. Sólo decían que estaba bien.

Me siento engañada y furiosa por lo mal que lo pasó mi pichón. En su momento debí presentar una queja. Pero ya había pasado un año. Sólo necesitaba saber qué había pasado, aunque doliese. Definitivamente, no va a ser fácil perdonarme. Sólo espero que la manera que hemos elegido para crecer juntos pueda sanar las heridas y sienta que puedo reparar tanto daño.

Por favor, que no os separen.

Anuncios

13 comentarios en “Intentar pasar página

  1. Ostras vaya tela chica. Menos mal que ya pasó pero pobre debisteis pasarlo fatal y que susto! Ahora ya lo tiene contigo que es lo importante, el pasado pasado está y de el has aprendido una valiosa lección. Yo no se como irá mi parto pero creo que he elegido hospital (referencias geniales y una de las mejores UCIS pediátricas de Cataluña) otra cosa es que puedan derribarme ahí… pero vamos o me explican o me levanto como sea y me arrastro por el pasillo cual zombie para vigilar a mi puchino pio. A ver como sale la cosa. ¡Muchos besos!

    Me gusta

    • Y tanto que he aprendido la lección: “desconfía de lo que te dicen y pregunta, SIEMPRE”. El hospital que elegí se supone que es pro-lactancia, pro-parto respetado (si es parto natural te dejan parir como quieras: de pie, sentada, de lado, te puedes llevar tu música al paritorio…), defensor a ultranza del piel con piel y la no separación… Me habían hablado genial de él… Si lees lo que pone en la web te crees que es lo más ideal del mundo mundial… JA! Fíate tú… La cosa es que nos mintieron, nos dijeron que estaba todo bien (que sé que no estaba grave y tal, pero leñes, que nos hubiesen dicho la verdad).
      Si mi hijo hubiese estado bien, probablemente todo hubiese sido idílico (dentro de lo posible siendo una cesárea, claro).
      Seguro que tu parto irá genial porque sólo con estar informada y saber tus derechos ya estás ganando mucho a vuestro favor.
      Besos!

      Le gusta a 1 persona

  2. Pero tú no te tienes que culpar de nada, fuiste una víctima má de todo aquello que pasó, no sabia que se podía pedir el historial pero yo en tu lugar también lo habría pedido y esto te pasará una vez, pero la siguiente será diferente, se aprovechan de las primerizas y en algunas ocasiones el trato es inhumano y mas mintiendo sobre un bebé, es vergonzoso. Algunos porque te sueltan las cosas tal y como son sin ningún tacto y otros que las esconden… Yo soy de aragón, aunque ahora vivo en Navarra y he aguantado ahí porque me costó mucho que me mandaran con un medico especialista en mis cirugías, pero ahora que eso ha acabado me paso a Navarra, en el hospital está de ginecologa la misma doctora que me lleva por el privado y no que donde voy ahora cada día hay uno diferente…

    Me gusta

    • Yo tampoco sabía que se podía pedir el historial hasta que me lo dijeron. Por eso hay que estar súper informada y no dejar que te tomen por tonta.
      El sentimiento de culpa es muy normal en las mamás que hemos pasado por situaciones parecidas. El tiempo apaciguará las cosas. Pero se hace cuesta arriba…
      Haces bien en ir al hospital donde está la gine que te conoce. También prefiero que siempre me vea la misma persona.
      Un abrazo!

      Me gusta

  3. La verdad es que la mayoría de cosas que pone en el informe no las he entendido, pero si que he podido entender lo básico, y creo que es para sentirse engañada porque de eso deberían informar, y lo que no entiendo es porque no dejaron a tu marido o a ti cogerlo para hacer el piel con piel que tanto dicen que es super beneficioso para los que necesitan incubadora. Cómo sabías que había pasado algo en el hospital que no te habían contado? Por qué tu hijo respiraba mal, por los ruiditos o por algo más?

    Me gusta

    • La foto que he puesto es un trocito de todo el triste historial de hojas y hojas. En él se detalla todo lo que pasó durante el parto y los 5 días que estuvimos ingresados.
      Realmente no sé por qué no dejaron hacer el piel con piel. En las clases siempre nos decían (machacaban) con que lo hiciéramos. Supongo que no dejaron que el papá lo cogiera porque pichón llevaba puesto unos cables (sensores para el latido o para la saturación de oxígeno en sangre, imagino) y porque la enfermera del nido era tonta del culo.
      El motivo por el que respiraba mal, seguramente es porque al nacer por cesárea, el bebé no se “estruja” los pulmones como cuando sale por el canal del parto (el hueco es mucho más estrecho y rígido, para entendernos). Esto hace que pueda tener problemas respiratorios (por no explusar bien el líquido que llevan). A veces es algo leve y otras se complica más.
      La sensación de que había algo que no sabía fue un poco de intuición y de analizar las cosas que pasaron. Había cosas que no me cuadraban nada.

      Le gusta a 1 persona

  4. Claro que si! Lo vais a reparar. Por lo que cuentas, tu pichón es un niño sano, feliz y que poco a poco se ha adaptado. No te culpes porque tú tampoco sabías. Vas aprendiendo sobre la marcha, un poco de la información que hay por internet, un poco por instinto, un poco por demanda del pichón… Así debe ser. Ya verás como poco a poco la herida cierra y, lo que digo siempre, en el caso de que veas que te cuesta, que emocionalmente no logras darle forma, no te lo pienses: busca un psicólogo profesional con el que poder elaborar el proceso :). Créeme, ayuda muchísimo tener un profesional cerca que te enseñe a poner en perspectiva todo (porque no es lo mismo que yo te diga que no hay ninguna culpa y que tu te repitas que no hay culpa que el elaborar conscientemente el proceso y llegar tú a la conclusión de que la culpa en el fondo no es más que un sentimiento humano más que hay que procesar, igual que la alegría, solo que la alegría es más agradable :).

    Así que lo dicho, a seguir adelante, despacito y buena letra. Y con la lección aprendida por si vuelve a pasar.

    Un abrazo fuerte 🙂

    Me gusta

    • Muchas gracias por tus palabras. Es un sentimiento común en quienes hemos pasado por situaciones similares. Alguna que otra vez me he planteado lo de ir a un psicólogo. Creo que es cuestión de tiempo aunque habrá cosas que se quedarán ahí.
      Abrazo!

      Me gusta

  5. Madre mia!!!! Culpa tuya no es,tu fuiste otra victima mas del mal trabajo que hacen algunas personas porque para mentirte sobre el estado de salud de tu hijo…pero bueno lo importante es que eso ya paso,es un mal recuerdo del que se aprende y que estais bien.
    La verdad es que en el hospital al que nosotros fuimos se portaron genial,no separaron al bebe de mi y hasta me preguntaron si se lo dejaba al papi…hasta al cortarle el cordon lo estaba viendo…supongo que tuve la suerte de la gente que me atendio…
    Un beso guapi

    Me gusta

    • Qué envidia (de la buena) me dan las mamás que habéis podido ver y estar en todo momento con vuestros bebés. Mi pichón no estaba en condiciones como para estar fuera del nido, pero ¿qué les hubiese costado asomármelo un segundito? No quiero ni pensar en cómo estaría (de aspecto físico quiero decir, porque físicamente estaba mal).
      Cada día me arrepiento más de no haberme quejado en su momento.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s